Facenda vigila los falsos préstamos y pone el foco en las entregas de dinero entre particulares

La Axencia Tributaria de Galicia controlará también de cerca la transmisión de empresas


Santiago / La Voz

El plan de control tributario aprobado por la Xunta para el 2019, que fue publicado este viernes en el Diario Oficial de Galicia, revela que Facenda intensificará este año la vigilancia sobre los falsos préstamos, es decir, aquellas entregas de dinero entre particulares que son en realidad una donación y que tendrían que tributar como tal. Cuando alguien le deja dinero a otro, mediante un contrato privado y con la voluntad de una devolución, está exento de pagar impuestos. Pero a veces se recurre a esta vía para sortear la fiscalidad, y el dinero nunca se devuelve. Facenda estrechará la vigilancia sobre estos casos para comprobar que, en realidad, esas cantidades fueron reintegradas en el tiempo.

En el pasado 2018, la Axencia Tributaria Galega (Atriga) ya puso el foco en el traspaso de dinero entre familiares para evitar la tributación por donaciones. Una práctica relativamente frecuente a la hora de ayudar a los parientes, especialmente a los hijos, para que puedan acceder a una vivienda en propiedad. La Xunta intensificó la vigilancia al ver que se había incrementado el volumen de pisos que se pagaban al contado.

En el plan de inspección tributaria del 2019 también se incluye un mayor control de los importes de los beneficios fiscales en el caso de que estos no se apliquen a la totalidad del valor de una empresa. Un claro ejemplo es cuando un padre le deja a su hijo un negocio, una operación que está libre de impuestos, pero incluye como parte de la sociedad bienes que, en realidad, no forman parte de la misma.

Coordinación

En el ámbito de la asistencia, para este 2019 la estrategia de Facenda pasa también por favorecer los intercambios de información con asesores fiscales para evitar entrar en litigios que puedan suponer luego un elevado coste para la Administración autonómica y para el propio contribuyente. En este año, la Atriga tiene previsto asimismo elaborar una encuesta entre los usuarios del servicio para medir el grado de satisfacción y, en función de los resultados, tomar decisiones que puedan ayudar a mejorarlo.

Afloró 178 millones

Facenda logró aflorar el pasado año 178,3 millones de euros de deuda no declarada gracias a las actuaciones de control fiscal, lo que supone un aumento del 24 % respecto al ejercicio anterior, un incremento que se debe al efecto positivo que tuvieron las actuaciones iniciadas por la Administración gallega en los últimos años y que finalizaron el pasado 2018.

Solo en el último ejercicio, la Atriga efectuó 315.000 comprobaciones de autoliquidaciones, tanto del impuesto de transmisiones patrimoniales y actos jurídicos documentados, como del impuesto sobre sucesiones y donaciones, los dos tributos que concentran la mayor parte de los ingresos tributarios gestionados por la Xunta.

El 93 % de las autoliquidaciones revisadas por Facenda eran correctas, y solo en el 7 % de los casos la Atriga intervino para modificar la propuesta del contribuyente.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
20 votos
Comentarios

Facenda vigila los falsos préstamos y pone el foco en las entregas de dinero entre particulares