Hachazo de la OCDE a la previsión de crecimiento de la eurozona

Rebaja en 8 décimas su estimación de lo que avanzará este año el PIB del club de la moneda única


Colpisa

El crecimiento de la economía mundial pende de un hilo. Si algunos de los riesgos que están planeando sobre ella se llegan a materializar, se seguirá debilitando. La OCDE habla de mal momento para la economía global sin paliativos: «La expansión continúa perdiendo impulso por una mayor incertidumbre política, las tensiones comerciales persistentes y las continuas disminuciones en la confianza empresarial y de los consumidores», asegura la organización en su informe Perspectivas económicas, publicado este miércoles.

Concluyen sus expertos que el crecimiento de la economía mundial se desaceleró más rápidamente en el 2018: un 3,6 %, lo que supone el ritmo más débil desde mediados del 2016. Lo que refleja las «profundas recesiones» que se producen en algunas economías de mercados emergentes y la debilidad generalizada en los sectores industriales.

Por ello, la proyección del organismo para este año y el que viene es del 3,3 y el 3,4 %, respectivamente, ya que «los riesgos analizados continuarán aumentando», con revisiones a la baja en la mayoría de las economías del G-20, aunque no dan en esta ocasión el dato de España. ¿Las causas? La alta incertidumbre política, las tensiones comerciales actuales y la mayor erosión de la confianza.

Para la eurozona reduce en nada menos que ocho décimas su estimación de noviembre, el recorte más fuerte desde el año 2009, tras el estallido de la crisis económica global: desde el 1,8 % que la OCDE preveía que creciera la zona euro hace apenas cuatro meses, al 1 % que estima hoy.

Y el comisario europeo de Presupuestos, Günther Oettinger, no fue mucho más optimista en su visita a España del martes. Advirtió que una nueva recesión «no estará lejos» en caso de que las amenazas como una salida dura del Reino Unido llegan a cristalizar.

Es preocupante que, según los datos, la situación apenas mejorará en el 2020, con un alza del 1,2 % en la eurozona, lo que de nuevo significa cuatro décimas menos de lo que se había estimado hace cuatro meses. De los países más potentes del euro, los más afectados por el debilitamiento de la economía mundial son Alemania, que solo crecerá un 0,7 % este año, nueve décimas menos, e Italia, que entrará recesión este año (su PIB se contraerá un 0,2 %) y comenzará una tímida recuperación el que viene, cuando crecerá medio punto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Hachazo de la OCDE a la previsión de crecimiento de la eurozona