El fugaz verano en el invernal febrero desinfla un 12 % el precio de la electricidad

La factura mensual de la luz será casi un 8 % más barata gracias a la caída de la demanda por el calor


La Voz

El verano improvisado que ha caído como un regalo en toda Europa en pleno invierno -y que parece haber acabado- ha impactado, y para bien, en los precios de la energía eléctrica. ¿Por qué? Porque las calefacciones no han sido necesarias durante las últimas semanas y, por tanto, ha caído la demanda. ¿Cuánto? Un 5 %, según los analistas del grupo Ase, dedicado a asesorar a empresas en la gestión energética. Ese panorama explica que el mercado mayorista de electricidad, en el que se compra y se vende a diario la energía que consume el país, se haya abaratado cerca de un 13 % en febrero con respecto al primer mes del año. También fue un 2 % más bajo que un año antes. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce pues, como recuerda el grupo Ase, el precio sigue elevado: está un 39,3 % por encima de la media de los meses de febrero de los últimos cinco años (38,76 euros el megavatio hora).

La cotización del mercado mayorista de electricidad impacta directamente en la factura doméstica de la luz, aunque solo determina alrededor de un tercio de la misma. De esta manera, y según cálculos realizados por Efe a partir del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, el recibo de febrero será casi un 8 % más bajo que el de enero y encadenará, de ese modo, su quinto mes seguido a la baja. La caída de la demanda por las altas temperatura no es el único factor que apunta Ase para justifica ese descenso. De hecho, empezó a producirse con la suspensión temporal del impuesto del 7 % a la generación, que, por cierto, está a punto de volver a aplicarse. También influyó en la moderación de los precios eléctricos un aumento de las importaciones de energía de Francia, más barata que la nacional. 

Más caros que en Alemania

Precisamente, la asociación de empresas con gran consumo de energía (AEGE) acaba de hacer público el barómetro energético de febrero, en el que compara los precios medios en los mercados eléctricos de los principales países europeos. Resalta que, pese a la caída de las cotizaciones en España, estas siguen por encima de las francesas y alemanas. Así, en lo que va de año, el coste medio aquí está en 56,2 euros el megavatio hora, frente a los 42,9 de Alemania o los 49,8 de Francia. Considerando la evolución del mercado diario hasta la fecha y las cotizaciones de los precios futuros hasta fin de año, el precio medio del mercado eléctrico español en este 2019 es de 56,2 euros por megavatio hora, un 2 % inferior al del 2018, destacó AEGE. Buena noticia para la patronal de la industria intensiva, fuertemente dependiente de esta variable.

Este sector, en el que está incluidas Alcoa y Ferroatlántica, entre otras compañías con fábricas en Galicia, está pendiente de que el actual Gobierno impulse un estatuto específico que regulará los incentivos que percibirán para soportar el gasto energético. Tanto Alcoa como Ferroatlántica apelan a ese factor para aplicar ajustes laborales. La ministra de Industria, Reyes Maroto, aseguró anteayer que intentarán aprobar el estatuto antes de las elecciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El fugaz verano en el invernal febrero desinfla un 12 % el precio de la electricidad