Las cúpulas del Ibex cobran 132 veces más que sus empleados

Las empresas ganaron un 16 % en el 2017, pero pagaron un 11 % menos en el impuesto de sociedades


madrid / colpisa

La productividad de las empresas ha subido más de un 7 % desde el 2010 y los beneficios de las compañías también se ha incrementado desde entonces un 16 %, pero el sueldo medio solo ha crecido un 2,7 %. De hecho, el salario real ha bajado desde hace nueve años un 1,3 % si se tiene en cuenta la inflación, como explica el estudio «Reparto desigual: cómo distribuyen valor las empresas del Ibex 35» realizado por la organización Oxfam Intermón y publicado ayer.

En las empresas del Ibex la desigualdad salarial es más pronunciada aún, motivada por los altos sueldos que manejan los directivos de las grandes compañías. El informe detalla que el salario medio de las personas que trabajan en estas empresas es un 66 % superior a la media de España, pero la brecha interna es enorme.

Así, el sueldo medio de los primeros ejecutivos de estas firmas creció un 58,5 % desde el 2014 y un 27 % en el último año -un 16,3 % para los consejeros-, esto es, 132 veces más que el de sus empleados. La retribución media de sus cúpulas fue de 4,98 millones de euros. «En estas empresas los salarios se mueven al ralentí para los trabajadores y a velocidad punta para la élite», denuncia Oxfam. La remuneración anual media de los empleados alcanzó en el 2017 -último año del que hay cifras comparables- los 37.612 euros, un incremento del 7 % desde 2014. Sin embargo, respecto a 2016 solo sube un 1,6 %, tres veces menos que el incremento de la productividad de las firmas del Ibex, que mejoró un 5 % en ese período.

En el capítulo de la fiscalidad, el informe desvela que las compañías que integran el principal indicador de la Bolsa española. aumentaron sus beneficios en el 2017 un
16,2 %,al mismo tiempo que su aportación a las arcas del Estado mediante el pago del impuesto de sociedades se redujo en un 11 %.

Para la ONG, estos datos «dejan en entredicho» el compromiso para reducir la desigualdad de muchas compañías y «cuestiona» el diseño de este impuesto, al priorizar la ganancia de competitividad aumentando su márgenes de beneficios «a costa de ajustes de salarios y una menor contribución fiscal». A pesar de que el informe admite que las grandes empresas españolas «están dando pasos para mejorar en materia de transparencia fiscal», ya que redujeron su presencia en paraísos fiscales en un 14 % en el 2017, todavía mantuvieron 858 de sus filiales en estos territorios.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Las cúpulas del Ibex cobran 132 veces más que sus empleados