Airbus se despide del A-380 y deja en el aire 3.500 empleos en Europa

El impacto en la aeronáutica gallega es mínimo, y en España están en riesgo 200 puestos


París / Colpisa

Fin de trayecto para el superjumbo de Airbus. El último A-380 será entregado en el 2021. A partir de ahí, la compañía europea dejará de fabricar este gigante de los cielos, un modelo que nunca llegó a despegar económicamente. Uno de sus principales clientes, la aerolínea Emirates, ha llegado un acuerdo con el consorcio aeronáutico para sustituir una parte de sus encargos por otros modelos que considera más eficientes. De los 162 aviones A-380 que esperaba, va a pasar a 123, y a cambio recibirá cuarenta A330-900 y treinta A350-900.

El A-380, que empezó a fabricarse hace 12 años, es el avión de línea más grande del mundo. Con sus hasta más de 800 plazas (en el modelo de cabina más abigarrado), Airbus buscaba descongestionar los grandes aeropuertos del mundo. Pero su gran tamaño ha sido también su mayor debilidad. Mientras la mayoría de las aeronaves en el mercado cuenta con dos motores, el A-380 tiene cuatro, lo que supone el doble de posibilidades de sufrir una avería. También consume mucho más queroseno. Su gran envergadura le hace imposible operar en muchos aeropuertos.

El constructor calcula que el abandono del A-380 costará entre 3.000 y 3.500 empleos en los próximos 3 años, aunque el pedido de Emirates y el aumento del ritmo de fabricación del A-320 consideran que ofrecerá «numerosas posibilidades de movilidad interna» para los asalariados. En España, la aviación comercial de Airbus emplea a aproximadamente 3.400 personas, de las que unos 200 trabajan actualmente en el A-380, del que se fabrican distintas partes en Illescas (Toledo), Getafe (Madrid), Puerto Real (Cádiz) y en la planta sevillana de Tablada. En Galicia, el impacto será mínimo. «Desde el Consorcio Aeronáutico Gallego (CAG) entendemos que no va a suponer un gran inconveniente para nuestra industria porque la participación no es muy relevante en el modelo. No es una buena noticia ni para Airbus ni para la aeronáutica española, pero sabemos que los otros modelos de Airbus van a seguir contando con el sector aeronáutico gallego, especialmente con industrias del metal y afines», aseguró Enrique Mallón, presidente del CAG. «El sector gallego cada vez tiene mayor protagonismo, incluso más que lo que podíamos prever cuando constituimos el CAG hace 12 años». añadió Mallón.

Un éxito industrial, pero un fracaso comercial

El A-380 realizó su primer vuelo en el 2005. Airbus lo creó con la vista puesta en la saturación de los aeropuertos de las grandes ciudades del mundo. Es el avión comercial más grande del mundo. Tiene capacidad para hasta 800 pasajeros en su versión más abigarrada. Aunque lo habitual son entre 500 y 550 pasajeros, distribuidos en dos plantas y tres clases: en la cubierta superior, Primera y «Business», las más caras; y en la inferior, para Turistas. Un gigante de 386 toneladas, una altura de 24,1 metros, una envergadura de 79,8 metros y una longitud de 72,7. Va equipado con motores GP7200 (cuatro); tiene un alcance máximo de 15.000 kilómetros, su velocidad de crucero (Mach) es de 0,85 (900 km/H); y la altitud de crucero, de 43.100 pies. Todo un éxito industrial, pero un fracaso comercial.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Airbus se despide del A-380 y deja en el aire 3.500 empleos en Europa