Willy Wonka se cuela en el Ikea vasco

La empresa esconderá en el interior de sus muebles una docena de «lamas de madera doradas»


redacción / La Voz

Se llama Lufe, pero la conocen como el Ikea vasco. Porque desde el norte de España, esta pequeña empresa lleva varios años plantándole cara a la más famosa firma sueca de muebles echando mano de una fabricación centrada en productos económicos. Ahora vuelven a tirar de ingenio para pelear contra el Golliat del mobiliario. Los responsables de la compañía han rescatado a uno de los más icónicos personajes del escritor galés Roald Dahl para lanzar su nueva campaña de «fidelización de clientes». La versión vasca de Willy Wonka -Patxi y la fábrica de madera- no es tan dulce, pero es igual de jugosa. Lufe esconderá una docena de «lamas de madera doradas» en los muebles que vendan entre el 25 de enero de este año y la misma fecha del 2020.

«Seguro que has oído hablar de Charlie y la fábrica de chocolate, la conocida historia de ilusión y fantasía donde una chocolatina de envoltorio dorado cumplía los sueños de un chico humilde, sencillo y sensible», relata la compañía guipuzcoana en su página web, donde la historia continúa: «Pues bien, para muebles Lufe, en vez de Charlie, tú eres nuestro Patxi particular. Es decir, esa persona que confía en nuestra filosofía y la comparte con sus seres queridos y en sus redes sociales».

Los agraciados no visitarán una fábrica de chocolate, sino una de muebles. Una «glamurosa» excursión en la que, además, podrán gastarse los 300 euros de recompensa que supone encontrarse con uno de estos pedacitos de madera. Más goloso será el premio final: 24.000 euros en metálico.

Lufe comenzará a exportar sus muebles «low cost» a Francia a lo largo de este año Campañas tan ruidosas como esta han servido a la firma para hacerse un hueco en un sector tan complicado como el de la fabricación y venta de muebles. No le ha ido muy mal. Hace unos meses, esta compañía se convertía en todo un fenómeno viral simplemente exponiendo al público su forma de producir y comercializar. Estos guipuzcoanos diseñan y fabrican muebles de madera maciza a precios bajos. Y lo hacen bajo una filosofía ecológica y sostenible con diseños atractivos, resistentes y funcionales. Otra de las patas sobre la que se sostiene este negocio es la de buscar el ahorro de costes en intermediarios. Por ello, sus productos se venden exclusivamente en Internet.

No paran de crecer. El gran incremento de su volumen de ventas ha obligado a la compañía a trasladarse en este primer trimestre del 2019 a una fábrica de mayor superficie. Y tampoco quieren perder el tren de la exportación. Pronto comenzarán a vender sus productos en Francia.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Tags
Comentarios

Willy Wonka se cuela en el Ikea vasco