La industria gallega se electrocuta

Cinco grandes empresas con fábricas en Galicia hacen que se tambaleen más de un millar de puestos de trabajo; detrás de varias de estas crisis está el precio eléctrico


redacción / la vozmadrid / colpisa

Mala racha para la industria gallega. Cinco grandes grupos se tambalean y han metido el miedo en el cuerpo de más de un millar de empleados de plantilla, muchos más de compañías auxiliares. Coinciden también en que se trata de grandes corporaciones, de la talla de Naturgy, Alcoa o Ferroatlántica, es decir, que dan trabajo bien remunerado, y hasta ahora más o menos estable. La crisis tiene un fuerte acento coruñés, pues en esta lista de empresas se encuentran esas tres ya citadas, además de Isowat, con 75 operarios y en concurso de acreedores desde hace meses, pero también la viguesa Vulcano, cuyos 73 trabajadores llevan cinco meses sin cobrar.

Mayor repercusión en el tejido industrial gallego tiene la fiebre que padecen Alcoa y Ferroatlántica, que, además, comparten virus: el precio de la energía eléctrica. Tan alto es, y tan escasos deben de ser los incentivos para compensar ese coste, que ambas tienen sobre la mesa expedientes de regulación de empleo, e incluso cierres parciales de las instalaciones. De ellas dependen, respectivamente, casi 400 empleados en A Coruña, y 500 repartidos entre el área metropolitana herculina y la Costa da Morte.

«Hoy estamos hablando de estas, pero si el Gobierno no soluciona ya el problema del coste de la energía para las industrias, puede haber más empresas con problemas», augura Víctor Ledo, responsable de la Federación de Industria de CC. OO. en Galicia, quien recuerda que también son altamente dependientes del precio de la electricidad Megasa, Celsa o Showa Denko.

Para Víctor Ledo, el Gobierno, este y el anterior, cometieron el error garrafal de separar los ministerios de Energía y de Industria, en los que reina la «descoordinación».

El responsable de CC. OO., que va de reunión en reunión intentando enfriar los conflictos laborales, atribuye esta «situación de desindustrialización» al fracaso de los planes para reactivar el sector, tanto del Gobierno central como de la Xunta. Acusa a estas administraciones de descuidar a las empresas de sectores tradicionales y estratégicos para Galicia como el siderúrgico, el naval, la automoción, el textil y el agroalimentario.

El problema de Naturgy es otro bien distinto. La eléctrica simplemente ha decidido no invertir 100 millones en la central de carbón de Meirama para reducir sus emisiones y, por tanto, la cerrará a mediados del 2020. Perderán su trabajo allí 77 empleados (aunque 44 serán recolocados), pero muchos más indirectos (200, según Ledo). «La descarbonización está muy bien, pero no se puede hacer de un día para otro», avisa el sindicalista.

Alcoa se acicala para recibir pretendientes 

Alcoa está adecentando las fábricas de A Coruña y de Avilés para recibir pretendientes. De sus accesos han desaparecido las pintadas y carteles colocados por los trabajadores cuando se anunció el cierre. Y dentro de las instalaciones también se ha decretado zafarrancho de limpieza. Miguel Conde, del comité de A Coruña, explica que los propios empleados se están encargando de acicalar las cubas de electrolisis, muchas de ellas ya en estado de hibernación. Todo tiene que estar lustroso para los inversores.

Dos años de regulación de empleo en Ferroatlántica por el coste energético

Juan Ventura Lado/ F. Fernández

Primero paró hornos, ahora presenta un ERE del que penden casi 500 operarios

Ferroatlántica empezará a negociar el lunes con representantes sindicales de sus centros de trabajo en España la aplicación de un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal durante los dos próximos años. Aún se desconoce a cuántos trabajadores tocará.

En Galicia, están afectadas las fábricas de Sabón (Arteixo) y el complejo industrial de Cee-Dumbría, integrado por dos plantas situadas en ambas localidades de la Costa da Morte. En juego, 416 puestos de trabajo en total. La regulación también será para las oficinas de la compañía en Madrid y para las instalaciones de Cantabria. Así lo avanzó Francisco Blanco, portavoz del comité de Sabón, quien poca más información maneja.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
7 votos
Comentarios

La industria gallega se electrocuta