Hacienda cobró de más a la mitad de los nuevos agricultores en el último lustro

El Tribunal Económico Administrativo de Galicia abre la puerta a las reclamaciones


redacción / la voz

Los jóvenes que se incorporaban a la actividad agraria en Galicia antes del año 2016 percibían una ayuda pública que, de media, rondaba los 20.000 euros. Una cantidad que, sin embargo, se veía reducida de forma importante una vez que estos echaban cuentas con Hacienda. Y es que el fisco consideraba estos ingresos como subvención corriente y no como ayuda de capital. Un criterio que obligaba a los nuevos profesionales a declarar este importe de forma íntegra en el mismo año que lo recibían y no a dividirlo en varios ejercicios como harían con las amortizaciones de la inversión subvencionada.

En síntesis, que lo que percibían por un lado tenían que devolverlo por el otro para asombro de algunas organizaciones profesionales agrarias que criticaban la ausencia de un criterio único por parte de la Agencia Tributaria en Galicia. Y eso porque, dependiendo de las zonas, un mismo caso podía tener un tratamiento tributario diferente. Así se lo hicieron saber, sin demasiado éxito, a los responsables autonómicos de Hacienda, cuya argumentación a la hora de determinar si se trataba de una subvención corriente o de capital se basaba en el uso que el beneficiario hiciese de la prima de incorporación.

El fisco los obligó a declarar en un solo ejercicio ayudas que podían trocear en varios años Finalmente, el tema acabó en el Tribunal Económico-Administrativo Regional de Galicia, donde se dirimen litigios con el fisco, que terminó dándole la razón a uno de los afectados, al que se le reconoce ahora su derecho a declarar los 20.000 euros recibidos en el 2014 como ayuda de capital e imputar en ese ejercicio solo la parte correspondiente en función de la amortización de la inversión subvencionada. Del mismo modo, el tribunal también entiende que la subvención recibida para reducir los tipos de interés bancarios de su granja tenía la consideración de plurianual por lo que solo debía imputar al 2014 la parte correspondiente según los intereses devengados en dicho ejercicio.

Esta resolución, tal y como apuntan desde el sindicato Unións Agrarias que se ha encargado de la asesoría jurídica del demandante, abre la puerta a que más de un millar de jóvenes en su misma situación puedan recuperar el dinero que, en su día, ingresaron de más. «Somos conscientes de que isto non xera xurisprudencia, non é automáticamente aplicable a outros casos similares pero si é a liña correcta na que imos traballar revisando todos os expedientes non prescritos similares a este e que calculamos superan o milleiro», apuntan desde esta organización.

Cambios a partir de 2016

Entre los años 2014 y 2015 se incorporaron a la actividad agraria en Galicia un total de 491 personas que, obligatoriamente, debían destinar el dinero recibido a inversión, lo que, con bastante probabilidad según el servicio jurídico de Unións Agrarias, les garantizaría la recuperación de lo que pagaron de más. En los ejercicios siguientes -hasta el año pasado se incorporaron al mundo agrario de la comunidad más de 1.500 jóvenes- hubo un cambio en las bases reguladores de las líneas de ayuda de Medio Rural y se estableció que los primeros 20.000 euros de las prima de incorporación -pueden llegar a los 70.000 euros- son a fondo perdido y, por lo tanto, deben declararse a Hacienda de forma íntegra en el momento de la concesión. El resto, sin embargo, sí debe destinarse a una inversión y, por lo tanto, también puede ser considerado subvención de capital. Esto implicaría que su declaración a efectos tributarios podría realizarse conforme a los plazos de amortización del bien que se adquirió o la mejora en la granja que se llevó a cabo para justificarla.

En cualquier caso, tal y como apuntan desde el departamento jurídico de Unións Agrarias, todos los contribuyentes tienen derecho a solicitar la rectificación de una declaración ya presentada si entienden que pudo haber errores en el momento de su presentación. En el ámbito tributario el plazo de prescripción se establece en cuatro años por lo que el ejercicio 2014 -el plazo termina el 30 de junio- será el último sobre el que se pueda reclamar.

«Quedei frío cando me dixeron o que tiña que pagar»

José Antonio Nogueira, un joven ganadero de Rairiz de Veiga, recibió un 60 % de la subvención que le concedieron

José Antonio Nogueira, un joven ganadero de Rairiz de Veiga, en Ourense, es una de las personas que podría beneficiarse de la resolución del Tribunal Económico-Administrativo por la que se considera que la prima de incorporación que concede la Consellería do Medio Rural a los jóvenes agricultores es una subvención de capital y por tanto puede declararse en varios ejercicios fiscales y no en uno solo como obligaba la Agencia Tributaria.

Se incorporó a la actividad agraria en el 2016 con un proyecto de puesta en marcha de una explotación de ganado bovino de carne. «Eu empecei de cero. Como cumpría con todos os requisitos, concedéronme unha subvención de 70.000 euros dos que so recibín o 60%. A pesar desto tiven que declarar pola totalidade do importe, todo xunto no mesmo ano», explica el ganadero al que Hacienda calculó una cuota a ingresar próxima a los 15.000 euros. «A verdade é que quedei frío cando mo dixeron porque ata me concederon a axuda nas últimas semanas do ano e apenas tiven capacidade de actuar. Solicitei unha fraccionamento do pagamento e puxen o caso en mans do sindicato porque me parecía que a situación era totalmente inxusta. Parece como se o que che dan por un lado, cho quitasen polo outro», sentencia.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

Hacienda cobró de más a la mitad de los nuevos agricultores en el último lustro