Dos años de regulación de empleo en Ferroatlántica por el coste energético

Primero paró hornos, ahora presenta un ERE del que penden casi 500 operarios


La Voz

Ferroatlántica empezará a negociar el lunes con representantes sindicales de sus centros de trabajo en España la aplicación de un expediente de regulación de empleo (ERE) temporal durante los dos próximos años. Aún se desconoce a cuántos trabajadores tocará.

En Galicia, están afectadas las fábricas de Sabón (Arteixo) y el complejo industrial de Cee-Dumbría, integrado por dos plantas situadas en ambas localidades de la Costa da Morte. En juego, 416 puestos de trabajo en total. La regulación también será para las oficinas de la compañía en Madrid y para las instalaciones de Cantabria. Así lo avanzó Francisco Blanco, portavoz del comité de Sabón, quien poca más información maneja.

Ferroatlántica cumple así la amenaza que lanzó a los sindicatos a finales de diciembre, cuando, tras la última subasta de incentivos eléctricos, avisó de que se avecinaba el apagado de hornos y también una regulación de empleo. Porque la compañía, al parecer, no logró en esa puja fondos suficientes que garantizasen la competitividad de las industrias funcionando a todo gas.

Desde principios de año, la empresa desconectó dos de los cinco hornos de Cee-Dumbría, y en Sabón, uno de tres.

El efecto Alcoa, definitivamente, es contagioso.

A raíz de la crisis abierta en octubre por la multinacional del aluminio, que amenazó entonces con cerrar sus fábricas en A Coruña y Avilés, aunque finalmente no lo hará del todo, el Ministerio de Industria, junto al de Transición Ecológica, tomó cartas en el asunto energético. Aunque lentamente. Prepara un estatuto que recogerá medidas de apoyo estables a este tipo de industrias grandes consumidoras de energía. Pero tardará como mínimo dos meses en entrar en vigor. Entre tanto, ERE tras ERE. 

Un jarro de agua fría

Aunque la aplicación de una medida de este tipo se daba por hecha, a raíz del resultado de la subasta de interrumpibilidad y desde el cierre a principios de año de dos hornos de la factoría de Cee, prácticamente nadie en la plantilla se esperaba que fuese por un período de tiempo tan prolongado, cuando lo último que les había transmitido la empresa era su intención de reactivar estos hornos en julio. La situación resulta verdaderamente dramática para esta zona de la Costa da Morte, en la que Ferroatlántica, con más de 400 empleos entre directos e indirectos, es el principal polo de actividad industrial.

A los fondos de inversión les tienta Alcoa

f. f.

La multinacional estadounidense siempre ha insistido en que nunca llegó a recibir propuestas en firme y viables ni para A Coruña ni para Avilés

La ministra de Industria, Reyes Maroto, se sentó frente al comité de empresa de Alcoa en A Coruña para contarle cómo avanzan las gestiones para buscar un comprador que salve la fábrica y sus casi 400 empleos. Maroto adelantó que hay varias ofertas sobre la mesa firmadas por inversores de distinto perfil. Hay empresas del sector, pero también fondos de inversión, aclaró. La ministra no quiso dar muchos detalles -«estamos trabajando con discreción»-, pero sí avanzó que algunos de los interesados ya se habían puesto en contacto con la multinacional hace meses, cuando esta emprendió una búsqueda de compradores, pero entones recibieron el no por respuesta a su oferta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Dos años de regulación de empleo en Ferroatlántica por el coste energético