Navantia busca pedidos para asegurar el empleo antes de la obra de las F-110

El director del astillero en la ría anuncia que en dos semanas habrá noticias de un nuevo contrato para Fene


FERROL / LA voz

Aunque el anuncio de la construcción de las nuevas fragatas F-110 ha conseguido que en el astillero de Ferrol soplen por fin vientos de optimismo, los responsables de Navantia no bajan la guardia y por eso se han lanzado ya a la búsqueda de nuevos contratos que puedan salvar el bache que previsiblemente se producirá entre la finalización de los dos buques AOR que construyen actualmente para Australia y el inicio de la obras de las nuevas cinco unidades para la Armada Española. Así lo anunció este lunes el nuevo director de Navantia en la ría, Jorge Filgueira Ameneiros, durante el acto de presentación de la nueva etapa de consolidación que acaba de emprender la Unidad Mixta de Investigación (UMI) El Astillero del Futuro, en la que trabajan mano a mano, desde hace ya tres años, la empresa de construcción naval y la Universidade da Coruña (UDC).

Ante el riesgo de que el astillero entre en un período de subactividad por la falta de pedidos entre la obra para Australia y el inicio de las F-110, Jorge Filgueira aseguró que el «departamento comercial está trabajando activamente para tratar de conseguir otros proyectos, aunque no sean de la entidad de un programa de construcción de buques militares», con el objetivo de «compensar cualquier carencia de carga de trabajo que tengamos en cualquiera de las áreas» de la empresa.

A pesar de que las obras iniciales de la primera fragata F-110 podrían arrancar ya en la primavera o verano del 2020, los talleres de Navantia Ferrol no estarán trabajando a pleno rendimiento en esta unidad hasta el 2021 o más probablemente el 2022, por lo que la búsqueda de nuevos encargos a la que hacía alusión Filgueira resulta del todo perentoria, puesto que la entrega del segundo buque logístico para Australia está prevista ya para el año que viene.

En cuanto a los preparativos para la fabricación de las F-110, el director de Navantia en la ría explicó que se trata de un «proyecto a largo plazo», que todavía se encuentra en una fase de «planificación» y «diseño». «Por ahora, estamos pensando en un barco en la forma clásica de construir», recalcó Filgueira, aunque matizó que todos los avances y desarrollos tecnológicos en los que trabajan actualmente los investigadores de las UMI se irán incorporando al proyecto de las fragatas «en la medida de lo posible»

Eólica marina

Aunque Filgueira no dio pistas sobre cuáles podrían ser esos nuevos contratos que Navantia Ferrol aspira a lograr para salvar el paréntesis entre la obra de los buques AOR y la construcción de las nuevas F-110, el director del astillero sí se mostró muy optimista sobre el futuro próximo de la planta de Fene y anunció que en el plazo de dos semanas seguramente habrá «noticias de un nuevo contrato». Filgueira recalcó que la dirección de Navantia está trabajando muy duramente en el sector de la eólica marina y, a este respecto, señaló que se trata de un «mercado muy activo» en el que la empresa se está intentando posicionar con fuerza para lograr nuevos contratos.

Además, también se refirió a la construcción de un dique seco cubierto en Navantia Ferrol, como parte del proyecto de transformación que se llevará a cabo en la factoría para su adecuación al modelo Astillero 4.0. Señaló que, aunque está incluido en los planes de inversión de la empresa, se trata de un proyecto del que «queda todavía bastante por desarrollar» y sobre el que se avanzará «paso a paso».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
4 votos
Comentarios

Navantia busca pedidos para asegurar el empleo antes de la obra de las F-110