Sabadell pasa página a la costosa integración del TSB británico

Ganó 328 millones en el 2018, un 54 % menos, lo que le pasó factura en la Bolsa


La Voz

«Pensábamos que la migración tecnológica del TSB iba a ser un paseo militar y resultó ser una batalla que nos ha costado bastante dinero, pero al final la hemos ganado». Con su habitual sentido del humor resumió ayer José Oliu, presidente del Banco Sabadell, la pesadilla -ya concluida- en la que se convirtió la integración del británico TSB, que generó importantes costes que lastraron los beneficios del 2018. De hecho, el Sabadell ganó 328 millones, un 54 % menos que el año anterior, principalmente por los extraordinarios que supusieron el TSB y limpiar el balance de activos problemáticos, con un impacto conjunto de 637 millones de euros (460 correspondientes al TSB).

Sin contabilizar la filial británica, el Sabadell habría ganado 568 millones en el pasado ejercicio. Y sin los atípicos habría elevado los beneficios hasta los 783,3 millones (un 9,6 % interanual).

El consejero delegado, Jaume Guardiola, también destacó el buen comportamiento del negocio bancario (se incrementó un 4,1 %, algo menos del 5 % esperado, sin embargo), con crecimiento del crédito, del margen de intereses y, sobre todo, de las comisiones (un 11 ,3 %).

Pese a que los responsables de la entidad hicieron una lectura global positiva del ejercicio -la integración del británico está concluida y el balance limpio, lo que implica menor coste futuro del riesgo-, el mercado no acogió los resultados con entusiasmo. Y es que el valor de los títulos llegó a retroceder más de un 10 % (situándose en mínimos históricos: 0,90 euros). Cerró cediendo un 9 %, el peor resultado dentro del Ibex en un mal día para la banca.

Oliu, que admitió estar «preocupado» por la caída de la acción, aseguró que no era exclusiva del Sabadell sino del sector, por factores exógenos: «Nosotros tenemos el endógeno del TSB, pero están los externos, como la incertidumbre global por motivos políticos, el proteccionismo, el brexit o las exigencias regulatorias». 

También pidió al BBVA una «pronta» resolución del asunto Villarejo para atajar la crisis de reputación que sufre toda la banca, «porque la gente piensa que todos los bancos somos iguales».

Aumenta un 10,6 % su negocio en Galicia, con 15.300 nuevos clientes 

Sabadell Gallego, la marca con la que la entidad opera en la comunidad, cerró el 2018 su quinto año en el territorio con crecimiento continuado. Así, el volumen de negocio alcanzó los 6.826 millones de euros (un 10,6 % interanual más), apoyado en el incremento del número de clientes, que se elevó con 15.300 nuevos, de los que 11.200 fueron particulares y los 4.100 restantes empresas.

Según explicó la territorial noroeste, en la que se integra Sabadell Gallego, bajo la dirección de Pablo Junceda, la inversión en clientes también siguió creciendo el pasado año (un 11,2 % más), hasta situarse en 2.778 millones de euros, principalmente debido a la producción de nuevos créditos a particulares, tanto en hipotecas (un 12,9 % más) como en financiación al consumo (un 12 %).

Los recursos de clientes cerraron el ejercicio rebasando los 4.000 millones, con un incremento del 10%.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

Sabadell pasa página a la costosa integración del TSB británico