Una cafetería pequeña pagará este año 1.000 euros más por la subida de la luz

La factura eléctrica para los negocios hosteleros se duplicará con respecto al 2016


La Voz

La gran industria anda ahogada con los precios de la electricidad. Véase si no la crisis de Alcoa -motivada también por otros factores- y también la de Ferroatlántica, que ha apagado varios hornos de sus fábricas gallegas para ahorrar energía. Pero ese sofoco también lo sufren los pequeños empresarios autónomos. Una de las organizaciones que representa a este colectivo de tres millones de personas en toda España (211.000 en Galicia), UPTA, ha detallado hasta dónde llega esa asfixia. Así, según la Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos, una cafetería pequeña pagará este año en luz 9.714 euros. Serán 1.000 más que en el 2018, cuando la factura alcanzó los 8.450 para este perfil de negocio, con una potencia contratada de 9,9 kilovatios y un consumo de 37.000 kilovatios hora al año. Pero es que en el 2017 fueron 6.500 y 4.900 en el 2016. De esta manera, el recibo de este 2019 duplicará el de tres años atrás y será un 15 % más elevado que el del pasado ejercicio.

Un incremento fulgurante muy parecido experimentó la factura de la luz para una panadería, que gasta más electricidad que una cafetería. El caso descrito por UPTA se refiere a una tahona con 32 kilovatios de potencia contratada y un consumo anual de 12.000 kilovatios hora. Su recibo del 2016 fue de 11.600 euros, que se disparó un 55 % en el 2018 hasta los 18.000. Y que en este 2019 se convertirán en 20.700, es decir, un 78 % más alto que tres años atrás y un 15 % más que el del ejercicio anterior.

La organización de autónomos pone un tercer ejemplo sobre el fuerte impacto del precio de la electricidad en este gremio. Se trata de un comercio tradicional, con una potencia contratada de 4,6 kilovatios -común también en muchos hogares, por cierto- y un consumo anual de 10.900 kilovatios hora. La factura que pagó esa tienda evolucionó desde los 1.300 euros de hace tres años, a los 2.185 previstos para este 2019. Pero pasando por los 1.600 del 2017 y los 1.900 del 2018.

UPTA reclama otra política energética que evite estas subidas y el fomento del autoconsumo de electricidad.

Consulta para definir mecanismos de apoyo a la gran industria 

El estatuto para la industria electrointensiva, como Alcoa, que consume grandes cantidades de energía eléctrica, avanza pasito a pasito. El real decreto que lo cobija se aprobó en diciembre en Consejo de Ministros, y ahora, el Ministerio de Industria, lo somete a un período de quince días de consulta pública. Las aportaciones se podrán remitir hasta el 15 de febrero a la dirección de correo electrónico consumidorelectrointensivo@mincotur.es, indicando en el asunto real decreto estatuto de los consumidores electrointensivos.

Esta norma dará, en teoría, estabilidad regulatoria al sector industrial, pues incluirá mecanismos para mitigar los efectos de los elevados costes energéticos. También incorporará obligaciones a cambio en el ámbito de la eficiencia energética, sustitución de fuentes contaminantes e inversión en I+D+i, detalló el Ministerio de Industria.

Las comunidades de Galicia y Asturias, sindicatos y trabajadores de Alcoa le exigen al Gobierno premura en la entrada en vigor de este estatuto para evitar el contagio de crisis como la que afecta a Alcoa, que prepara una reestructuración industrial.

El recibo doméstico se encareció un 5 % en enero pese al récord de eólica 

El recibo eléctrico medio se encareció en enero un 5,68 % con respecto al primer mes del 2018, según datos recogidos a partir del simulador de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Así, la factura media para un consumidor doméstico sumó 73,64 euros, frente a los 69,68 de hace un año.

Este aumento es reflejo de la subida registrada en la cotización media del mercado mayorista, que cerró el mes en 62 euros por megavatio hora, un 24 % más que hace un año. Esto es consecuencia del incremento del precio de los derechos de emisión de dióxido de carbono a partir de mayo pasado. En la actualidad siguen moviéndose entre los 22 y los 25 euros, lo que supone un alza del 150 % con respecto a hace un año, según destacan los analistas del grupo Ase, que asesora a empresas en el campo energético.

Tal escalada del CO2 ha ensombrecido el efecto balsámico que sobre la factura eléctrica tiene el incremento de la producción de energías renovables. Y este mes pasado han batido récords, sobre todo la eólica. Pero, según los expertos de Ase, buena parte del exceso de oferta de la electricidad nacional generada con el viento se exportó a Francia. Esta absorbió toda la capacidad de interconexión para importar energía verde de España y abaratar el precio de su mercado diario. En este sentido, esta gestora advierte de que el enlace franco galo podría ser perjudicial para los consumidores españoles.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Una cafetería pequeña pagará este año 1.000 euros más por la subida de la luz