Dyson se lleva sus aspiradoras a Singapur

El Steve Jobs británico, defensor del «brexit», abandona el Reino Unido y traslada su sede a Asia

AFP

redacción / la voz

Famosa por su línea de aspiradoras y secadores de pelo, la empresa Dyson traslada su sede central a Singapur para «blindar» su futuro. Una medida sorprendente teniendo en cuenta que su fundador, James Dyson, siempre ha sido un ferviente adepto del brexit. Él fue uno de los empresarios que hizo campaña a favor de la salida de la UE justo antes del referendo del 2016, en el que ganó el sí a la separación. En ese momento argumentó que estar fuera del bloque comunitario permitiría a su país realizar «ajustes» que servirían para aprovechar el «crecimiento de las economías asiáticas y del resto del mundo».

Según el consejero delegado de la firma, Jim Rowan, el movimiento no está relacionado con la incertidumbre económica que genera la próxima salida del Reino Unido de la Unión Europea ni con la política impositiva de Singapur (considerado un paraíso fiscal), sino con las «enormes oportunidades de ganancias en Asia», para una compañía que cuenta con cerca de 12.000 trabajadores en plantilla, cinco mil en Reino Unido. Y es que -apunta Rowan- «cada vez más clientes» y «todas las operaciones manufactureras» de Dyson están en ese continente, una tendencia que «ya se viene notando desde hace tiempo».  

El más rico de Reino Unido

El anuncio coincide con la nueva clasificación de Bloomberg (el índice de multimillonarios), que lo sitúa en la primera posición del ránking de personas más ricas del Reino Unido. El empresario, de 71 años, tendría una fortuna valorada en unos 12.150 millones de euros, tras haber sumado unos 3.000 millones durante el último año. Fundada en 1991 y gigante de los electrodomésticos en su país -comercializa aspiradoras y secadores de pelo y manos-, su próximo proyecto es crear su propio coche eléctrico.

Con un presupuesto de 2.300 millones de euros, miles de personas trabajan ya en la sede de Dyson en la pequeña ciudad inglesa de Wiltshire (una antigua base aérea de la II Guerra Mundial) para dar forma a su nuevo sueño. La idea es tener el primero en el año 2020 y poder venderlo a partir del 2021. Aunque no ha dado muchas pistas sobre cómo será, está desarrollando «un nuevo tipo de batería, más segura, más rápida de cargar y capaz de impulsar vehículos por más tiempo». La compañía ha recibido fuertes críticas por el traslado de parte del proceso de fabricación al extranjero.

«La frustración es el catalizador de la invención»

javier armesto
SOCIEDAD

La filosofía de este inventor británico es anteponer la función a la forma

James Dyson (Norkfolk, Inglaterra, 1947) es el rey Midas del diseño industrial doméstico. Formado en el Royal College of Art de Londres, se hizo famoso por la primera aspiradora sin bolsa y ahora construye ventiladores sin aspas y secadores de manos que funcionan a velocidad supersónica.

-Usted empezó haciendo muebles y luego se pasó al diseño industrial. ¿Por qué?

-El diseño de muebles me resultaba un poco limitado, trabajábamos solo con madera. El diseño industrial me impresionó por las innumerables aplicaciones que tiene: puentes, aviones, coches, carreteras... Uno de mis profesores, Anthony Hunt, diseñador de la estación Waterloo de Londres, me contagió su entusiasmo por la construcción y el diseño de puentes. Ambas disciplinas, diseño e ingeniería, me engancharon totalmente.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Dyson se lleva sus aspiradoras a Singapur