Un coche eléctrico que dura y dura

Manoli Sío Dopeso
M. Sío Dopeso VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

CTAG

La automoción gallega culmina con éxito un prototipo europeo que logra que la batería gaste un 57 % menos

23 ene 2019 . Actualizado a las 15:46 h.

«El coche del futuro será eléctrico», afirma con rotundidad Luis Moreno, director general del Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG), cada vez que tiene oportunidad. Esta infraestructura de innovación para el automóvil, situada en O Porriño, es uno de los 14 socios de nueve países de la Unión Europea, que han dado con la solución para que el vehículo eléctrico gane autonomía.

La investigación del prototipo (que nace del proyecto Jospel) parte de la premisa de que si la apuesta de los Gobiernos es la mejora de la calidad del aire de las ciudades, con un uso masivo del automóvil eléctrico, es necesario eliminar el gran obstáculo que - junto con el precio del vehículo y la falta de infraestructuras - hace que el coche eléctrico sea aún poco apetecible: la limitación de la distancia que se puede recorrer con una recarga.

El resultado de su investigación y posterior puesta a prueba es un ahorro de energía del 57 % en los sistemas de calefacción del coche eléctrico. Además, gracias a una mejor gestión térmica, la vida útil de las baterías se ha ampliado en un 15 %.