PSA alcanza ventas históricas gracias a Opel y a modelos fabricados en Vigo

La planta gallega arranca el 2019 con el reto de producir medio millón de vehículos


vigo / la voz

Mientras unos se pegan un gran patinazo en el mercado, con consecuencias sobre el empleo (Ford, Jaguar...), el grupo PSA saca pecho y presume de haber vendido en el 2018 más coches que nunca en su historia. Y es cierto. El constructor francés despachó 3,87 millones de vehículos en el mundo, un 6,8 % más que en el 2017, pero ese récord se lo debe, en gran medida, a Opel, que aporta 1,03 millones de unidades al balance de ventas. Es decir, casi uno de cada cuatro vehículos comercializados en el mundo por el grupo PSA pertenece a la antigua enseña alemana.

Los resultados confirman que la compra de la filial europea de General Motors por 2.000 millones de euros fue una buena operación, ya que sin ella PSA habría cerrado un ejercicio a la baja, en sintonía con el resto del mercado, según reconoció ayer la propia multinacional.

Porque de las otras tres marcas del grupo, lo que sobresale es el bajón del 17,91 % de Peugeot (1.740.214 unidades) unido a una ligera caída del 0,89 % de Citröen (1.046.229) y a un ascenso leve de DS del 0,77 % (53.265).

Opel, que ha encumbrado al presidente de PSA, Carlos Tavares, como un estratega de referencia mundial en la industria del automóvil, es la principal causa del crecimiento del grupo en Europa, en donde las ventas han subido un 30,59 %, hasta 3,10 millones de vehículos. Pero a este crecimiento también han contribuido de manera significativa algunos de los modelos fabricados en la planta gallega de PSA Vigo, de manera especial los comerciales Berlingo, Partner y Rifter, además del C4 Spacetourer. Pero el grupo de Tavares reconoce que fuera de Europa ha sufrido un verdadero descalabro. Solo en China la caída fue del 34,2 %, cuando el mercado de ese país descendió globalmente un 2 %. 

Pinchazo en China

En Latinoamérica tampoco están para tirar cohetes, con el hundimiento del mercado argentino en el segundo semestre (-32 %), pero también con las dificultades en Brasil, que no pudieron ser compensadas con los incrementos en Chile, México, Colombia, Perú, Uruguay y Ecuador.

Y en la región Oriente Medio y África, los resultados se vieron lastrados por la suspensión de la actividad en Irán a causa de las sanciones de Estados Unidos y por la inflexión del mercado turco.

Todo este cúmulo de inestabilidades geopolíticas ha tenido un impacto directo en la ligera bajada de la producción de la planta de PSA Vigo en el 2018, en especial sobre la gama de vehículos de bajo coste (Citroën Elysée y Peugeot 301), cuyo mercado potencial se sitúa en China, Irán y Turquía, los países donde más se ha resentido el mercado. Por esta razón, la planta viguesa cerró el ejercicio por debajo de los 400.000 coches (398.400), lo que supuso una caída de un 8 % con respecto al 2017 y el nivel más bajo de los últimos cuatro años. Pero ha sido una circunstancia que debería quedar superada a lo largo de este año, que arranca con unas previsiones de producción de medio millón de unidades.

Año de lanzamiento

La planta viguesa empezará la próxima primavera las preseries del nuevo todocamino para Peugeot (nueva versión del 2008), con el objetivo de iniciar la producción en serie en el último trimestre, cuando también empezará a fabricar la nueva furgoneta que le acaba de adjudicar la multinacional japonesa Toyota. Las previsiones a partir del 2020 son más que favorables y aspiran a batir el récord histórico de producción alcanzado en el año 2007 (538.000 vehículos), algo que solo será posible con la planta a pleno rendimiento (a cuatro turnos)..

Esto explica que los resultados de ventas presentados ayer por la multinacional francesa pongan en valor la actividad de sus fábricas en España y, en especial en Galicia. Las cifras son rotundas. PSA revalidó en el 2018 el liderazgo nacional con casi 900.000 vehículos entre sus plantas de Vigo Madrid y Opel Zaragoza; y la previsión es que a finales del presente 2019 esa cifra supere el millón de unidades.

Tanto la fábrica gallega como la aragonesa se sitúan entre las tres más productivas de España, solo por detrás de Seat (Barcelona).

Los superventas del grupo PSA en España

Peugeot 3008. 22.870. Las ventas de este todocamino crecieron un 47,37 % el año pasado. Precio de partida: 19.000 euros.

Opel Corsa. 22.843. Un clásico superventas, aunque en el 2018 bajó un 14,5 % sus números. Se puede encontrar a partir de los 9.900 euros.

Citroën C4 Spacetourer. 26.193. Se fabrica en Vigo y comparte cifras de ventas con el resto de los modelos C4. Desde 14.000 euros.

DS 7 Crossback. 2.020. Pertenece a la marca de lujo de PSA, y sus ventas, aunque bajas, se dispararon un 11.782 %. En el mercado desde 29.000 euros.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

PSA alcanza ventas históricas gracias a Opel y a modelos fabricados en Vigo