Pili Carrera reduce el número de despidos a 35 a cambio de una rebaja salarial

La empresa ha abierto de forma paralela un plan de bajas voluntarias

La tienda de Pili Carrera en Vigo cerró sus puertas hace ya cuatro años
La tienda de Pili Carrera en Vigo cerró sus puertas hace ya cuatro años

vigo / la voz

Las negociaciones entre los sindicatos de Pili Carrera y la dirección de la empresa superaron este martes la segunda sesión con avances encaminados a reducir el impacto del ajuste de puestos de trabajo.

La firma textil ha accedido a rebajar el número de 45 despidos que incluye la propuesta planteada en el juzgado de lo mercantil, y la sitúa ahora en 35 bajas, a cambio de una minoración salarial que compense el mantenimiento de 10 empleos, la mayoría de ellos en puestos de producción, que es la actividad que se enfrenta a los mayores recortes. Paralelamente, la empresa ha abierto un plan de bajas voluntarias, para los trabajadores que decidan acogerse a él, según explica Leila Piñeiro, portavoz de CC.?OO., que considera que contará con adhesiones. «Por la información que tenemos, es muy probable que haya gente que esté dispuesta a irse. No es posible todavía cuantificar cuántas personas decidirán adherirse, pero ello favorecería que los recortes y las medidas salariales fueran menos traumáticas», ha declarado. 

Gastos de personal

La solicitud de despido colectivo presentada al juez se apoya no solo en una masa pasiva de 5,12 millones de euros que desencadenó el concurso de acreedores, sino en las pérdidas que arrojan las cuentas de la compañía en los últimos ejercicios y el peso desproporcionado que tiene en esas cuentas el gasto de personal.

«La situación de pérdidas e insolvencia que alegamos como causa de este expediente de extinción también impone la necesidad de reducción de los costes laborales», explica Pili Carrera en el informe al juzgado.

A este estado de insolvencia se suma, según explica la firma, un balance de ventas desfavorable del 2018, inferior al de los dos últimos ejercicios, pues no llega a los 7 millones de euros.

La indemnización prevista para quienes resulten afectados será de 20 días por año trabajado. La empresa ha calculado un coste de 648.000 euros, a una media de 14.400 por despido. El expediente de extinción de empleo será efectivo una vez que termine la actual campaña otoño-invierno, con fecha prevista el próximo 28 de febrero.

El textil gallego se resiste a vestirse de rojo

m. sío dopeso

Aguanta el impacto de la guerra de precios, la meteorología y un cambio de preferencias a la hora de gastar que golpean a todo el sector en España, que cerrará el 2018 con una caída de ventas del 2 %

La industria de la moda no sabe qué ponerse para acertar con un mercado infiel y cambiante. Todo iba más o menos bien hasta que en el 2016 se rompió la racha de la recuperación. El 2017 cerró plano y en el 2018 el sector vuelve a pintarse de rojo.

Según el balance de la Asociación Empresarial del Comercio Textil, Complementos y Piel (Acotex) la facturación solo aumentó en cinco meses del año: junio, julio y agosto, con subidas máximas del 1,5 %; octubre, con un repunte del 9,1 % gracias a la bajísima base comparable de octubre del 2017, en plena crisis política en Cataluña; y noviembre, por el Black Friday. El ejercicio cerrará con una caída de las ventas del 2 %, que es el peor dato registrado desde la crisis.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Pili Carrera reduce el número de despidos a 35 a cambio de una rebaja salarial