La Justicia certifica la defunción de la empresa gallega que más debía al fisco

La firma adeudaba 82 millones y está implicada en un macrofraude con gasoil


Pontevedra / La voz

Con la publicación en el BOE del acuerdo de extinción de Petro Nova Oil, el Juzgado de lo Mercantil número uno de Pontevedra ha certificado la defunción de una de las empresas que más dinero le debían a Hacienda de toda España; y, de largo, la mayor morosa del fisco de Galicia. Así, en el listado publicado por el ministerio en junio del año pasado, se recogía que esta firma con domicilio en la calle Cruz Gallastegui de la ciudad del Lérez adeudaba 82,78 millones de euros. Solo otras quince firmas de todo el territorio español debían por entonces más dinero a la Agencia Tributaria.

La resolución judicial establece, asimismo, la cancelación de la inscripción de la compañía en el Registro Mercantil, así como en los demás registros correspondientes. De igual modo, y como conclusión a la fase de liquidación, se procede al cese de los administradores concursales.

Este ha sido el resultado del concurso iniciado en su día por los acreedores Mercuria Energía y Mercuria Energy Trading, que difícilmente podrán ya recuperar lo suyo. El proceso judicial se inició en el el 2011, el mismo año en el que Petro Nova Oil se vio envuelta en una investigación por un supuesto macrofraude en la comercialización de hidrocarburos que, aún hoy, aparentemente está pendiente de juicio en la Audiencia Nacional. De este modo, según la querella de la Fiscalía, existían en su momento «fuertes indicios [...] de que se trata de empresas ubicadas en diferentes territorios con conexiones entre sí, que defraudan importantes cantidades a la Hacienda Pública mediante la elusión del pago del IVA derivado de las operaciones de distribución de productos petrolíferos». Y el dinero era posteriormente blanqueado «utilizando otras empresas ubicadas en el extranjero». De hecho, las investigaciones del Grupo de Delincuencia Económica de la Policía Judicial de la Guardia Civil apuntaron en la dirección de que en Bélgica se encontraría «el centro directivo de las operaciones», mientras que también existirían ramificaciones en el Reino Unido y Portugal, países a los que se solicitaron comisiones rogatorias.

En cuanto a Petro Nova Oil, se recoge en una resolución del Supremo que los indicios de que se disponía ocho años atrás dejaban entrever una supuesta «defraudación del IVA cometida por la citada empresa en la comercialización de hidrocarburos importados e introducidos en depósito fiscal». Estimándose entonces que tales conductas pudieran haber derivado en «una cuota defraudada en el año 2010 cercana a los cincuenta millones de euros». No se descartaba que, «presumiblemente también se extendería a los ejercicios anteriores».

La redada

De este modo, en abril del 2012, la Guardia Civil llevó a cabo una redada en distintos puntos del territorio nacional -en la provincia de Pontevedra se produjeron media docena de arrestos-. En Cataluña, lugar donde se inició este procedimiento penal, se cree que cayó uno de los enlaces turcos en la adquisición del hidrocarburo sin refinar, al tiempo que se acrecentaron las sospechas de que otras empresas dedicadas a la comercialización de gasoil A y B pudieran «haber utilizado maquinaciones para alterar el precio del producto y defraudar en los impuestos especiales».

De confirmarse ambos extremos, se estarían investigando dos posibles actos ilícitos: comercializar gasoil sin refinar procedente de Turquía a un precio por debajo del de mercado y haber logrado que se le abonasen las exenciones del IVA en lo que se suele conocer como una estafa carrusel. Esto determinaría la imputación, al menos, de delitos de fraude a la Hacienda Pública y blanqueo de capitales.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

La Justicia certifica la defunción de la empresa gallega que más debía al fisco