Rato: «Rajoy me echó de Bankia. Fue una intervención política»

El expresidente incidió en que en ningún momento el Banco de España mostró reparos a que la entidad saliera a Bolsa


Rodrigo Rato se ha enfrentado a su segunda jornada ante la Audiencia Nacional echando mano del mismo tono altivo del que presumió en su primera declaración. Tampoco quiso el expresidente de Bankia asumir ninguna de las responsabilidades que le han llevado a sentarse frente a la justicia. Tal y como recoge Efe, Rato aseguró que su marcha de la entidad el 7 de mayo del 2012 vino motivada por el entonces «presidente del Gobierno», Mariano Rajoy, quien le «echó» del cargo, dando inicio a la «intervención política» del banco. 

El también exdirector del FMI aprovechó su declaración durante la segunda jornada para asegurar que en ningún momento el Banco de España mostró reparos a que la entidad saliera a bolsa, en julio del 2011, con un fuerte descuento, ya que el objetivo era ejecutar la operación antes de septiembre para evitar tener que «entregarles las llaves», esto es, su nacionalización.

Ante la sección cuarta de la sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que ha retomado esta mañana la sesión iniciada este martes, el exministro ha explicado que el organismo regulador «no estaba transmitiendo que a un determinado precio la acción no merecía la pena, sino que antes de septiembre tenía que haber salido», una consigna que partía «del FROB y la ministra», en alusión a la entonces titular de Economía, Elena Salgado. 

También ha mantenido, como ya hizo durante la primera sesión, que la salida a bolsa «no era un negocio empresarial autónomo», sino que el Consejo de Administración se vio marcado en su decisión por «una estrategia del Congreso de los Diputados», impulsada por el Ejecutivo socialista. Al respecto, Rato ha insistido en que el propio fondo, que ya antes había aportado 4.465 millones de euros para la integración de las siete cajas que dieron lugar a Bankia, constató que «tenía un coste mayor» no saltar al parqué que hacerlo a 3,75 euros, un 74 % inferior al inicialmente estimado. «No os preocupéis, cumplid el plan de negocio y veréis cómo la acción sube», ha aseverado el exministro que fue el mensaje del que fuera director de Supervisor del Banco de España Jerónimo Martínez Tello a los representantes de la Caja de Canarias.

En este punto, la fiscal Carmen Launa se ha referido a la reunión de 28 de junio del 2011 en la que se planteó como «línea roja» la necesidad de mantener la posición de control en el banco y se habló del efecto del descuento, hechos de los que habría advertido el socio auditor de Deloitte, Francisco Celma, también implicado en la causa. Rato ha puntualizado que el aviso de Celma -contra el que formulan cargos las acusaciones particulares y populares- fue «a los bancos colocadores», algo «sorprendente» y de «oficiosidad notable», que entiende «tenía que haberlo comentado a nosotros, al FROB y al Banco de España». 

Una versión que contradice al escrito de la Fiscalía Anticorrupción, que pide cinco años de prisión para el exvicepresidente del Gobierno por estafa a inversores, para la que el descuento evidencia que los deterioros «no lucían plenamente» en la contabilidad y muestra «lo que se quería evitar», el incumplimiento del coeficiente de solvencia que determinó que apenas meses después el FROB entrara en el capital de la entidad.

Rato le echa la culpa al Banco de España

J. A. Bravo

El expresidente del banco, el primer acusado en el juicio por la salida a bolsa que declara, argumenta que «no» recuerda que el supervisor les «diera muchas opciones»

El Banco de España primero, el Banco de España después y, por si hubiera alguna duda, de nuevo Banco de España. Rodrigo Rato, quien presidió Bankia desde sus albores en el 2010 hasta que en mayo del 2012 fue destituído por el propio supervisor y el Gobierno ante su presumible agujero multimillonario -la entidad terminó requiriendo ayudas públicas por valor de 22.424 millones de euros-, apuntó este martes directamente al órgano responsable del sistema financiero como el «culpable», si lo hubiera -apostilló- de posibles irregularidades en las cuentas de la entidad y en su polémica salida a bolsa en julio del 2011. «No recuerdo que tuviéramos muchas más opciones», espetó en varias ocasiones a la fiscal Carmen Launa, con quien protagonizó varios momentos de tensión durante su largo interrogatorio de más de tres horas y que todavía proseguirá este miércoles.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Rato: «Rajoy me echó de Bankia. Fue una intervención política»