Las subidas del 2019: a oscuras, mudo y en bici para ahorrar

El arranque del 2019 supondrá el encarecimiento de electricidad, telefonía, carburantes, peajes, transportes o paquetería. Y cuotas más altas para los autónomos

Con velas en casa para ahorrar en la factura de la luz
Con velas en casa para ahorrar en la factura de la luz

Redacción / la voz

Mudito, a oscuras y en bicicleta. Así habría que afrontar el nuevo año si uno fuera la persona más exagerada del mundo y huyese de las subidas de precios que vienen del modo más drástico posible. Porque, para variar, hablar por teléfono, encender la luz, pasar por una autopista, mandar una carta o un paquete y llenar el depósito del coche será más caro en el 2019. Y las cuotas de los autónomos volverán a subir: un 1,25 % para la base mínima.

Así serán las alzas que asoman a la vuelta de la esquina. 

Carburantes

El impuesto autonómico, igual para todos. Los impuestos que gravan los combustibles serán iguales en todas las comunidades, porque se unificará el tramo autonómico, mal conocido como céntimo sanitario. Hacienda obliga a que se aplique en toda España el tipo máximo, que son 4,8 céntimos por litro, más el IVA. ¿Qué consecuencias tendrá esta armonización fiscal? En Galicia, ninguna, en teoría, porque los conductores aquí ya pagan ese tope, por decisión de la Xunta. Tampoco lo notarán otras cinco autonomías que aplican el tipo máximo (Cataluña, Castilla-La Mancha, Valencia, Murcia y Andalucía). Sí lo harán en todas las demás, incluida la fronteriza Castilla y León, donde la Junta aplica ahora cero céntimos. Así las cosas, los carburantes deberían costar más o menos lo mismo en todas partes a partir del 1 de enero. Pero, ¿será así? Galicia es, antes de impuestos, la quinta comunidad más prohibitiva para repostar gasoil, y la sexta para la gasolina. Por delante, País Vasco o Cantabria, que no cobran céntimo sanitario. Así que, como se ve, no solo la presión fiscal es determinante para fijar los precios finales. Los transportistas están seguros de que Galicia seguirá siendo de las más caras. Para Alberto Vila, de la federación gallega de transportistas Fegatrans, «os prezos finais non se van igualar» porque el problema de fondo de la comunidad no se resuelve. En su opinión, los carburantes son más caros aquí porque el monopolio está en la venta y distribución al por mayor. Con todo, los carburantes despiden el año dando un respiro: en las tres últimas semanas el gasoil bajó de 1,35 a 1,18 euros. Y aún está pendiente que entre en vigor el nuevo impuesto al diésel que anunció el Gobierno. 

Energía

La luz al alza y el gas, hacia abajo. Qué raro que suba la luz, ¿no? Claro que no lo es, y es lo que ocurrirá con ella en el 2019. Así lo apuntan las cotizaciones de los mercados de futuros de ese producto, que hablan de un incremento del 8 %, según avanza la Axencia Provincial da Enerxía. Pero del coste de la electricidad en el mercado, no de la factura de la luz. El primer factor influye en un 35 % de la segunda, así que echen cuentas: podría estar en el 2,8 %. Pero sacar la bola de cristal en este negocio tan volátil es arriesgado. De momento, la parte fija del recibo, un 40 % del mismo, más o menos, queda congelada por quinto año consecutivo. Frente a esa cruz, la cara, el gas: la Tarifa de Último Recurso (TUR) de gas natural bajará a partir del martes un 4,6 % de media respecto al último trimestre. 

Telefonía

De susto en susto. Movistar revisará al alza buena parte de sus servicios a partir de enero. Y si ella, la más grande, lo hace, las demás irán detrás. La subida de precios en los servicios de telecomunicaciones se han convertido en algo frecuente desde el 2014. 

Tren

Un 3,5 % más caro. Renfe ha decidido subir las tarifas de su servicio de media distancia, lo que incluye todo el eje A Coruña-Vigo; y hasta un 7 % los Avant, los que conectan Ourense con Santiago. 

Correos

Más caras las cartas y la paquetería. El sello para envío convencional sube un 9 %, hasta los 60 céntimos; y los paquetes, donde está ahora el negocio, casi el 0,9 %.

Los peajes suben en Galicia más que en las autopistas del resto de España

Los usuarios de la AP-9 y de las autonómicas A Coruña-Carballo y Vigo-Baiona tendrán que afrontar a partir de enero un incremento de tarifas de prácticamente el doble respecto al resto de España

c. punzón

Galicia es ya la comunidad con las concesiones de autopistas que más años estarán vigentes de España. Y en el 2019 será también el territorio con las mayores subidas en sus precios. Los usuarios de la AP-9 y de las autonómicas A Coruña-Carballo y Vigo-Baiona tendrán que afrontar a partir de las 12 de la noche del martes un incremento de tarifas de prácticamente el doble respecto al resto de España en el caso de la autopista del Atlántico; y de 0,48 puntos más en el de los dos viales dependientes de la Xunta. La AP-53 (Santiago-Dozón) es la única que subirá en Galicia en el mismo porcentaje que las del resto del país, un 1,67 %.

La subida del 3,47 % que sufrirán los usuarios de la AP-9 hará que el viaje para turismos entre Ferrol y Tui se sitúe en 21,55 euros (0,70 euros) y en 16,40 para el eje A Coruña a Vigo (otros 0,55 más). Hacer todo el recorrido de ida y vuelta se aproxima ya a los cien euros (94) para los camiones. Dicho incremento de precios se produce después de que el pasado octubre el mismo vial viera incrementados sus precios en un 2 %. El 1 de enero de este año lo había hecho en otro 1,91 %, en ese caso como en el resto de la red de autopistas del Estado por la actualización de precios del sector.

Como hace dos meses, un 1 % de la nueva subida de mañana está determinada por el acuerdo de Fomento con Audasa para compensar a la concesionaria del gasto de 200 millones de euros contraído con las obras de ampliación de Rande y la circunvalación de Santiago. La misma subida se repetirá todos los años hasta el 2038. Otro 0,8 % lo justifica el ministerio como compensación a la gestora de la AP-9 por la gratuidad en los viajes de vuelta en el tramo Vigo-Pontevedra.

En las dos autonómicas, viajar de A Coruña a Carballo costará 5 céntimos más y llegará a los 2 euros, igual subida que de Vigo a Baiona, ahora con 1,70 euros en peajes.

En Portugal sus autopistas y autovías subirán un 0,88 %. 

Los impuestos y principales tasas de los ayuntamientos se congelan ante el año electoral 

Será el 2019 año clave para los ayuntamientos: hay elecciones en el mes de mayo. Y por eso las siete ciudades gallegas y los principales ayuntamientos -todos los cabecera de comarca o que se superan los 20.000 habitantes- han optado por congelar sus tasas e impuestos, incluyendo en algún caso alguna pequeña rebaja, principalmente en el agua o en el IBI. Es decir, los precios con los que se pagarán tributos como vehículos, basuras, aguas, billetes de bus... se mantendrán idénticas a partir de enero. El primer concello que aprobó esa congelación para el 2019 fue Vigo, ya en verano.

En A Coruña sí se aplicará una subida, la de la tarifa de taxis, y se ha anunciado la anulación del copago de asistencia a domicilio, pero esta no tiene fecha. También prevé -pero desde el 1 de febrero- una bajada en el bus.

En Santiago sí notarán una subida del IBI, pero en este caso por un efecto arrastre por una revisión catastral en vigor desde el año 2010 y que finaliza precisamente en el 2019. Ourense mantiene la rebaja en este tributo que aplicó ya este 2018, y Narón bajará este impuesto en la zona rural. En Ferrol y Lugo no varía nada, como en Pontevedra, que lleva desde el 2014 sin tocar sus impuestos.

No todos pierden en enero: los funcionarios y los trabajadores precarios ganan poder adquisitivo

G. Lemos

La pensión media subirá 13 euros en Galicia desde este mes

No todo serán malas noticias para el bolsillo con el cambio de año. Las subidas aprobadas por el Gobierno en las pensiones, las nóminas de los empleados públicos y el salario mínimo interprofesional permitirán a millones de trabajadores y jubilados capear la subida del coste de la vida e incluso ganar poder adquisitivo.

Los que más notarán la mejoría son los asalariados más precarios, aquellos que no llegan a mileuristas y que se beneficiarán del incremento del SMI, que se elevará hasta los 900 euros al mes en catorce pagas, 164 euros más que los que percibían hasta ahora. Un repunte superior al 22 % (más que lo acumulado en los diez años anteriores) que, pese a la contestación de la patronal, de algunos grupos políticos y del Banco de España (que estima que están en riesgo 150.000 empleos), ya está blindado en el Boletín Oficial del Estado y del que se beneficiarán hasta 2,5 millones de personas, según las estimaciones del Gobierno.

Seguir leyendo

También en La Voz

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos
Comentarios

Las subidas del 2019: a oscuras, mudo y en bici para ahorrar