Los pedidos de Amazon para Reyes, amenazados por la huelga

Los trabajadores mantienen los paros de mañana y el 3 de enero, y la empresa dice que cumplirá


Madrid / AGENCIAs

Los sindicatos con representación en Amazon acordaron este viernes mantener los paros previstos para este sábado y para el próximo 3 de enero en el centro logístico de San Fernando de Henares (Madrid), lo que podría afectar a los pedidos para el día de Reyes. Así lo indicaron ayer los representantes de los trabajadores del gigante del comercio electrónico, quienes argumentaron que ha sido la empresa la que ha decidido, a una semana de Reyes, «tensar la cuerda hasta el final, siendo ya prácticamente imposible evitar los paros programados» para los citados días.

El conflicto, que ya va camino de su décimo mes consecutivo y que alcanzó uno de sus puntos álgidos durante el Black Friday, es fruto, según los sindicatos, de «la inacción» de la multinacional estadounidense. «A pesar de que la inestabilidad se haya instalado en el centro y de que las últimas grandes citas comerciales hayan tenido que sacarse desde otras localizaciones como Barcelona, Amazon prefiere mantener la situación de conflicto antes que ceder», señalaron.

La parte sindical aseguró también que hicieron una nueva oferta de acercamiento a finales de noviembre para intentar solventar las diferencias y que no han obtenido respuesta. La empresa lleva desde agosto sin realizar propuestas, por lo que han decidido seguir adelante con las movilizaciones.

La compañía, mientras tanto, respondió ayer a los paros convocados por los sindicatos asegurando que trabaja para cumplir con su promesa de prestar «un excelente servicio, buenos precios y con una selección inigualable». Y que sus clientes y empleados son lo primero, indicando, además, que los usuarios siempre pueden consultar el estado de sus pedidos y las fechas de entrega previstas en la página web de la multinacional. También recordó que el servicio de atención al cliente está a disposición de cualquiera que precise consultar algún detalle.

Además de las consabidas complicaciones logísticas que le generan estos paros, Amazon se enfrenta también a una crisis de reputación, agravada por las sombras que se ciernen sobre otras de las empresas llamadas disruptivas, como Glovo, acusada de emplear a falsos autónomos como repartidores.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Tags
Comentarios

Los pedidos de Amazon para Reyes, amenazados por la huelga