El Estado se persona contra la familia Sousa por el dinero enviado a Andorra

La Abogacía actúa en nombre de Hacienda en la pieza separada del caso Pescanova

Rosario Andrade acompañando a su hijo Pablo Fernández Andrade a declarar en el juzgado de Vigo
Rosario Andrade acompañando a su hijo Pablo Fernández Andrade a declarar en el juzgado de Vigo

vigo / la voz

La Abogacía del Estado se ha personado como acusación particular en una pieza del caso Pescanova, abierta por el juez instructor de la Audiencia Nacional José de la Mata, para investigar si Rosario Andrade Detrell, mujer del expresidente de Pescanova Manuel Fernández de Sousa y los hijos de la pareja, Pablo e Ignacio Fernández Andrade, ocultaron dinero en Andorra.

El pasado mes de octubre el fiscal emitió un escrito en el que acusaba a la esposa y a los hijos del principal señalado en la quiebra del grupo pesquero de defraudar 1,73 millones de euros. Ahora, según la providencia del juez, conocida esta semana, el organismo estatal dependiente del Ministerio de Justicia ha decidido actuar en representación de la Agencia Tributaria personándose como acusación particular.

En su declaración al juez, en junio del 2017, los investigados explicaron que los ingresos procedían de la cría y venta de caballos de salto a lo largo de los años, así como de premios que recibieron los hijos en efectivo por su participación en concursos ecuestres. Justificaron ante De la Mata el envío de este dinero a Andorra «por miedo a un corralito», dada la situación de crisis económica y financiera que se vivía en España en los años investigados.

En el auto de apertura de diligencias, el magistrado instructor expuso que ninguno de los tres investigados declaró ante Hacienda ser titular de esas cuentas, por lo que durante todo ese período de tiempo permanecieron ocultas al fisco. Estos hechos han llevado al Estado a solicitar, a través de sus servicios jurídicos, la personación en esta pieza en nombre y representación de la Agencia Tributaria.  

Movimientos de cuentas

Durante la investigación, la policía judicial andorrana puso en manos de la Audiencia Nacional documentación bancaria que revela cómo Rosario Andrade abrió una cuenta en una oficina de Andbank con 950.000 euros en el año 2009. Fue el 14 de septiembre, y ese mismo día realizó dos transferencias de 300.000 euros cada una a cuentas abiertas en la misma oficina a nombre de sus hijos. Más adelante, entre los años 2010 y 2012, se registraron ingresos en efectivo por una suma de 567.000 euros más, y una transferencia de 50.000 de la cuenta de Pablo Fernández, sumando así un total de 1,51 millones de euros.

En la cuenta del hijo mayor, Pablo, que figuraba como director general de Pescanova en el contrato de apertura, se realizaron ingresos posteriores por 487.950 en efectivo, así como otros 150.000 mediante una transferencia de la sociedad panameña Reflex Portfolio, hecho que los investigados calificaron esta mañana de falso y atribuyeron a un error del banco. En la cuenta de Ignacio Fernández, por otra parte, se hicieron transferencias en efectivo por valor de 616.500 euros.

Rosario Andrade y Pablo Fernández figuran además en la relación de 19 acusados por la quiebra de Pescanova en el auto de apertura de juicio oral, dictado por el mismo magistrado De la Mata el pasado mes de junio. Por ese caso, los imputados se enfrentan a penas de prisión que suman más de 164 años, y a fianzas por multas y de responsabilidad social superiores a los 790 millones. Manuel Fernández de Sousa se enfrenta a 31 años de cárcel.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
10 votos
Comentarios

El Estado se persona contra la familia Sousa por el dinero enviado a Andorra