El juez contesta a Kosu Nuno que se le acabó el tiempo para adjudicarse la marca Caramelo

La sociedad aún puede recurrir para no pagar los 500.000 euros


vigo / la voz

A Kosu Nuno se le ha acabado el tiempo. El Juzgado de lo Mercantil de A Coruña ha denegado la prórroga de 10 días que esta sociedad había solicitado para depositar los 500.000 euros en los que se adjudicó la marca Caramelo hace ya más de cinco meses. La providencia judicial, que tiene fecha del viernes 14 de diciembre, da cinco días naturales de plazo a la adjudicataria para recurrir el fallo, con lo que, si mañana miércoles no consta en el juzgado ningún recurso, Kosu Nuno habrá perdido todos sus derechos de titularidad sobre la marca textil gallega.

Aunque no es este el escenario que prevén fuentes del proceso, que avanzan la probabilidad de que el virtual dueño de Caramelo (que no es propietario legal mientras no firme la escritura y deposite el dinero) recurra la decisión judicial e incluso lleve el caso a la Audiencia Provincial de A Coruña, lo que prolongaría todavía más la situación de incertidumbre sobre el futuro de la emblemática marca.

En el caso de que Kosu Nuno acate la decisión judicial y dé Caramelo por perdida, entrarían en juego otra vez los postores que quedaron por detrás de la oferta ganadora: Do Rego en primer lugar y Transfleet a continuación. Según marcan las normas de la puja, ambos han dejado una suma en depósito (5.000 euros) por si tal cosa sucediera. Y si ninguno de los dos quisiera adjudicarse Caramelo, en última instancia la marca volvería a salir a una nueva subasta, si el administrador concursal así lo considera.

¿Por qué no ha depositado Kosu Nuno los 500.000 euros después de realizar una puja tan elevada? Este periódico ha intentado contactar en varias ocasiones con la sociedad, sin éxito. El informe del administrador concursal detalla una larga relación de aplazamientos solicitados por los representantes legales de Kosu Nuno desde que se adjudicaron la marca, en julio pasado, para posponer la firma de la escritura.  

Enredo administrativo

Las razones argumentadas, según fuentes del proceso, son de tipo burocrático, ya que la adjudicataria ha realizado un cambio de administrador único que todavía no ha sido comunicado en el Registro Mercantil.

A día de hoy Kosu Nuno figura registrada todavía como una sociedad con sede en Barcelona cuyo administrador único es Manuel Bolaño, un diseñador de origen gallego instalado desde hace años en la Ciudad Condal. Esto es así a efectos de registro, porque en realidad Bolaño vendió esta sociedad hace más de un año, tal y como él mismo ha confirmado a este periódico, negando la más mínima vinculación con la enseña que ganó la subasta de Caramelo.

La marca textil lleva más de año y medio fuera del mercado. La última tienda cerró en la primavera del 2017 en A Coruña.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

El juez contesta a Kosu Nuno que se le acabó el tiempo para adjudicarse la marca Caramelo