El peso de los salarios en la economía gallega cae al nivel más bajo en dos décadas

Mario Beramendi Álvarez
MARIO BERAMENDI SANTIAGO DE COMPOSTELA

ECONOMÍA

Las rentas del trabajo representan ahora el 42,3 % del PIB de la comunidad, cuando antes de la crisis suponían el 48 %

14 dic 2018 . Actualizado a las 13:28 h.

La economía crece, aumenta la ocupación y baja el desempleo. Las cifras indican que la recuperación económica en Galicia es un hecho incontestable, pero en la calle, sin embargo, persiste el descontento social y una sensación generalizada de incertidumbre. El último estudio sobre salarios elaborado por el Instiuto Galego de Estadística (IGE), y que ha hecho público esta misma mañana, arroja algo de luz para comprender esta aparente paradoja. El peso de la remuneración de los asalariados gallegos en el conjunto de la economía se situó en el 2017 en el 42,3 %, la proporción más baja de una serie que arranca en el año 2000. Es decir, pese a aumentar la producción, pese a aumentar la riqueza, la parte del valor añadido bruto que genera la economía gallega que va destinada a retribuir el factor trabajo ha ido menguando progresivamente. También lo hizo el año pasado, un ejercicio en que el PIB creció un 3,1 % y en el que la ocupación neta aumentó en casi siete mil personas. Y esto solo tiene una explicación si aumenta el número de trabajadores: la calidad del empleo que se genera, cada vez más eventual y peor remunerado. A tenor de los datos del IGE, el caso gallego es especialmente preocupante. En el año 2009, la remuneración de los asalariados gallegos representaba el 48 % de la riqueza, es decir, 5,7 puntos más que ahora. Esto contrasta con lo sucedido en el resto de España y, sobre todo, de Europa, donde el retroceso es mucho menor. En el conjunto del país, para el mismo período, la caída es de 3,2 puntos, mientras que en la UE de 28 es tan solo 1,2.

 El informe hecho público esta misma mañana por el IGE también da cuenta de otros datos que invitan a hacer una lectura más alentadora de la realidad socioeconómica. La Xunta, por ejemplo, ha destacado que el salario medio anual en Galicia ascendió en el 2017 a 18.463 euros, la cifra más alta de toda la serie histórica. «O estudo mostra que no ano 2017 consolidouse a tendencia á alza das retribucións que perciben os traballadores galegos. O pasado ano foi o terceiro consecutivo no que se rexistrou un incremento dos salarios, que no caso de Galicia supuxo unha suba do 1,92 % no salario medio anual, un crecemento maior que no conxunto de España, onde foi do 1,78 %», ha explicado la Consellería de Facenda. El estudio del IGE muestra que el sueldo medio en España en casi un 4 % superior al de la comunidad gallega, una brecha que al comienzo de la crisis era de casi el doble. 

Los datos del organismo estadístico muestran que la retribución  sigue siendo mayor entre los hombres (20.554 euros) que entre las mujeres (16.123). Pese a todo, durante el último año, el incremento salarial en Galicia fue mayor entre las trabajadoras  (2,49 %) que entre los trabajadores (1,76 %), lo que arroja un dato positivo: que en el 2017 se logró disminuir la brecha salarial de género. El estudio del IGE también incluye datos sobre la remuneración que perciben los asalariados  gallegos por hora efectiva. Estos datos muestran que la remuneración en 2017 ascendió a 16,7 euros por hora, lo que supone también la cifra más elevada de toda la serie histórica. También es el tercero año consecutivo en el que crece este indicador. Los datos del IGE también evidencian las diferencias salariales entre los distintos sectores de la economía. Por ejemplo, el salario medio anual varía de los 33.338 euros del sector de entidades financieras y aseguradoras a los 9.078 euros de las actividades relacionadas con los servicios personales y de ocio.