Hacienda tarda en Galicia una media de tres años en resolver los recursos

El contribuyente debe impugnar ante el tribunal económico- administrativo, que depende del ministerio


santiago / la voz

En sus constantes relaciones con la Administración tributaria, sea local, autonómica o estatal, los contribuyentes gallegos pueden recibir numerosos tipos de comunicaciones: un requerimiento de información, una liquidación paralela, el inicio de un expediente sancionador, una inspección... A partir de ahí, el ciudadano tiene varías vías para impugnar estos actos. He aquí las principales.

¿Qué es el recurso potestativo de reposición?

Es administrativo, lo cual significa que no es necesario abogado ni procurador. Su singularidad es que se interpone al final del procedimiento, de la naturaleza que sea (gestión, inspección, sanción...). Según los asesores consultados, tiene un porcentaje de éxito muy reducido porque se presenta ante el mismo órgano que dictó la resolución. Y los funcionarios no suelen enmendarse a sí mismos y cambiar de criterio. Rara vez se quitan la razón a ellos mismos.

¿Es diferente del recurso económico-administrativo?

Sí. El económico-administrativo se interpone tras una resolución de Hacienda que concluye un procedimiento o tras haber presentado el de reposición. Es un procedimiento gratuito ante un órgano de carácter especial, como son los tribunales económico-administrativos. En el caso de Galicia, sea un tributo autonómico o estatal, el contribuyente debe dirigirse al Tribunal Económico Administrativo Regional (TEAR).

¿Qué clase de órganos son estos tribunales?

Los órganos encargados de resolver las reclamaciones de los contribuyentes. A pesar de su nombre, no son de naturaleza jurisdiccional, pero gozan de independencia funcional y pertenecen al Ministerio de Hacienda.

¿Quiénes lo forman?

Inspectores y funcionarios de Hacienda. En Galicia, el TEAR tiene su sede central en A Coruña (Calle Comandante Fontanes, 10) y cuenta con dependencias provinciales en Lugo, Ourense y Pontevedra. En Vigo tiene una sede local. Está formado por una presidencia y vocalías.

¿Qué ventajas tiene este recurso frente a otra vía?

Además de que se trata de un procedimiento gratuito que no requiere asistencia jurídica, lo más relevante es que la decisión corresponde a un órgano desvinculado del que dictó el acto que ahora es objeto de revisión. Esto, según los asesores, da un mayor grado de imparcialidad. En los casos más complejos, resuelve por mayoría un órgano colegiado, en el que sus miembros son expertos en las materias que se dirimen en el caso.

¿Cuáles son los plazos del recurso económico- administrativo?

El contribuyente deber dirigir el escrito de interposición al órgano administrativo que dictó el acto, y es este el que lo remite al tribunal en el plazo de un mes, junto con el expediente correspondiente, al que se podrá incorporar un informe si se considera relevante. Los asesores consultados explican que, aunque el procedimiento es gratuito, si el recurso se desestima y se aprecia temeridad o mala fe la Administración puede exigir a quien reclama que sufrague las costas, según los criterios fijados de forma reglamentaria.

¿Qué es el procedimiento abreviado?

Es que el que existe para la tramitación y resolución de reclamaciones económico-administrativas que no tengan complejidad, sean repetitivas o que se ciñan a supuestos que exceden las competencias del propio tribunal. Por ejemplo, cuando se alegue la inconstitucionalidad o la ilegalidad de una determinada norma. Por esta vía, por ejemplo, se tramitan aquellas reclamaciones que tienen una cuantía inferior a 6.000 euros, o a 72.000 se si trata de reclamaciones contra bases o valores. También entran en el procedimiento abreviado las reclamaciones en las que se alega exclusivamente falta o defecto de notificación, insuficiencia de motivación o incongruencia del acto.

¿Y cuánto tarda en resolverse la reclamación?

En el caso de Galicia, desde que se presenta hasta que se resuelve, la demora media es de tres años, según los datos facilitados por Gestha, la organización de técnicos de Hacienda. Hay comunidades en las que espera es aún mayor, y esto depende en gran medida del atasco y los casos acumulados, y de los medios humanos disponibles para atenderlos.

¿Qué ocurre si transcurren cuatro años?

Si el TEAR tarda más de un año en resolver una reclamación el contribuyente puede entender por desestimado el caso para iniciar su recurso ante los tribunales de justicia. Sin embargo, también puede seguir esperando a que el tribunal dicte una resolución. El TEAR está obligado a ello. El Supremo ya se pronunció en una sentencia del 2012 sobre qué ocurre si pasan los cuatro años. En este caso, se da por prescrito el derecho de la Administración a la liquidación impugnada. La inactividad de los tribunales económico-administrativos por tiempo superior a cuatro años produce la prescripción del derecho a determinar la deuda tributaria. Los plazos empiezan a contar a partir de la fecha de inicio en la que se presentó el escrito de alegaciones.

¿Puede recurrir Hacienda la resolución del TEAR?

Cuando la Administración da la razón al contribuyente, muchos se preguntan si puede Hacienda recurrir con posterioridad a la vía contencioso-administrativa una resolución de los tribunales económicos. En el caso de los TEAR no tiene sentido, porque son órganos administrativos, y entonces la Administración se estaría recurriendo a sí misma. Para ello tendría antes que hacer una declaración de lesividad, es decir, considerar que estos actos o resoluciones son lesivos para el interés público.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Hacienda tarda en Galicia una media de tres años en resolver los recursos