Maroto trata de seducir a Alcoa con nuevas medidas que abaratarán su factura eléctrica

La ministra de Industria anuncia una batería de propuestas que beneficiarán a la industria, pero que quizá no lleguen a tiempo para evitar el cierre de A Coruña y de Avilés

Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto
Rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto

la voz

La ministra de Industria, Reyes Maroto, obtuvo esta mañana el plácet del Consejo de Ministros a un real decreto de medidas urgentes para el impulso de la competitividad económica de la industria. En él destacan varias que parecen diseñadas a medida para seducir a Alcoa y convencerla de que no cierre las fábricas de aluminio de A Coruña y de Avilés, que la multinacional estadounidense está negociando ya con los sindicatos. Por eso, quizá no lleguen a tiempo. Más cuando las dos principales medidas aún se concretarán a lo largo de los seis próximos meses.

Maroto avanzó que, entre esas medidas, el Gobierno permitirá crear redes de distribución de energía eléctrica cerradas para industrias situadas en una misma zona. Será algo parecido a las grandes centrales de compra de electricidad que ya conforman muchos grupos de empresas, pero en distribución. Las compañías funcionarán como un un único consumidor y tendrán un gestor energético que contratará de forma conjunta la potencia, por ejemplo, lo que redundará en un ahorro económico. Estas redes de distribución cerradas les va a permitir a las industrias «reducir costes energéticos y aumentar, por tanto, su competitividad», subrayó la ministra al término del Consejo de Ministros.

Además, el ministerio elaborará un estatuto de la industria electrointensiva que incluirá medidas para rebajar la factura eléctrica, pero también obligaciones, precisó Maroto. La ministra no detalló cómo se hará ese abaratamiento en el consumo energético. Pero Fernando Blanco, exdiputado del BNG experto en la materia, avanzó que el Gobierno podría optar por rebajar directamente los peajes industriales, con lo que también se conseguirían precios más predecibles.

Entre las obligaciones de las compañías, la ministra de Industria avanzó que aquellas que se beneficien de ayudas estarán obligadas a mantener su actividad al menos durante los tres años siguientes y con el 85 % de la plantilla. 

Fuentes de Alcoa celebraron las medidas, pero subrayaron que todavía están pendientes de desarrollo.

La multinacional seguirá adelante con las negociaciones para el despido colectivo de los casi 700 trabajadores de A Coruña y de Avilés. La próxima reunión será el martes 11.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Maroto trata de seducir a Alcoa con nuevas medidas que abaratarán su factura eléctrica