La conserva pide amparo para poner «Galicia» al mejillón gallego sin DOP

Hace valer ante Mar que enlata ese bivalvo desde mucho antes de que el sello existiera


redacción / la voz

La industria conservera reivindica su parte de papel protagonista en la fama y promoción que hoy atesora el mejillón gallego, pues en la década de los cuarenta, dada la escasez de sardina, hizo del bivalvo materia prima de sus latas y propició su cultivo con carácter estable en las rías gallegas. Una alianza entre productores y conserveros que propició que en los años setenta España se situase como potencia mejillonera. Por eso ahora defienden su derecho a seguir destacando el origen del producto y poner Galicia en sus latas si dentro hay mejillón de las rías gallegas, esté amparado o no por la denominación de orixe protexida (DOP) Mexillón de Galicia. Porque el mejillón gallego ya se enlataba mucho antes siquiera de que se comenzara a pensar en sellos de calidad.

Así lo expusieron ayer miembros de la junta directiva de la patronal conservera, Anfaco, a la conselleira de Mar, Rosa Quintana, en el encuentro que mantuvieron para analizar los problemas que afectan al complejo mar-industria gallego, un sector estratégico para Galicia -subrayaron- que representa el 3,65 % del PIB y el 6,7 % del empleo industrial. Además de poner acento en la necesidad de asegurar el abastecimiento de materia prima para la industria de transformación, especialmente atún; tratar sobre la posible reanudación de las negociaciones con Tailandia para suscribir un acuerdo de libre comercio y repasar los trabajos del Observatorio de Trazabilidad, la conserva pidió amparo para poder rotular el vocablo Galicia en sus latas siempre que dentro haya mejillón gallego, está claro. Porque, eso sí, Anfaco «no ampara fraudes».

Polémica sentencia

Pero una cosa es el engaño y otra que a raíz de ese mal uso de la palabra Galicia castigado por la Justicia ahora no puedan «hacer justa referencia» al mejillón gallego en sus productos. Todo porque una sentencia de la Audiencia de Pontevedra, ratificando una anterior de un juzgado de lo Mercantil de esa ciudad, da pie a interpretar que únicamente puede usar Galicia como indicación geográfica el producto con DOP, cerrando la posibilidad de destacar ese origen a todo aquel que no esté amparado por la marca de calidad.

Y, según Anfaco, es mucho el producto que queda al margen. Manejando datos de la Consellería do Mar, en el 2017, el Consello Regulador de Mexillón de Galicia certificó 42.500 toneladas de producto, apenas un 16 % del total. Es decir, que el 84 % del producto -siempre según cálculos de la conserva- no podría usar esa referencia. De esta manera, dicen, se corre el riesgo de que la referencia a Galicia desaparezca de los lineales. Y eso a pesar de que, sostiene Anfaco, la práctica totalidad de las conservas de mejillón que se elaboran en la comunidad emplean bivalvo de las rías como materia prima, «cifrándose de manera continuada en los últimos años en más del 95 % de media anual». No coinciden esas cuentas con las del Consello Regulador de la DOP, que habla de un incremento constante y notorio. Desde el organismo destacan que, tras las últimas incorporaciones, suman ya más de 80 operadores, y que a la entrada de conserveras como Calvo y Palacio de Oriente se ha sumado ahora Frinsa, y las marcas blancas de Carrefour y Lidl, aparte de contar con más de 2.000 bateas adscritas.

Las mismas fuentes aluden al «nerviosismo» de la industria conservera porque está a punto de publicarse el nuevo reglamento de la DOP. Un texto que, por cierto, fue anulado por la Justicia tras un recurso de la patronal Anfaco.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

La conserva pide amparo para poner «Galicia» al mejillón gallego sin DOP