Noruega achaca un fallo de diseño a las fragatas construidas en Navantia

Apela a un error de estanqueidad sin reflotar el buque y sin hablar con la firma española


ferrol / la voz

Noruega ha extendido una larga sombra de sospecha sobre Navantia, al hacerse públicas las primeras conclusiones de las investigaciones que se llevan a cabo sobre el accidente de la fragata Helge Ingstad, fabricada en el astillero de Ferrol. Miembros de la Comisión de Investigación de Accidentes de Transporte noruega han apuntado a fallos en la estanqueidad del buque, lo que han considerado un error crítico de los barcos. Los investigadores sostienen que, tras la colisión de la fragata con el petrolero TS Sola, el pasado 8 de noviembre, la fragata se llenó muy rápido de agua, por lo que entienden que presenta un fallo de diseño. El jefe de la Defensa noruega, Haakon Bruun-Hanssen, matizó, no obstante, que se trata aún de un informe preliminar. «Debemos tener cuidado con sacar conclusiones sólidas sobre lo que ha ocurrido», subrayó.

La comisión, sin embargo, insta al Gobierno nórdico a averiguar si ese supuesto fallo de diseño se encuentra también en las otras cuatro fragatas de la clase Fridtjof Nansen, lo que ha motivado que el departamento de Defensa noruego se haya dirigido a la empresa española. «Hemos tomado medidas temporales y estamos en diálogo con Navantia para encontrar soluciones permanentes, por lo que esto no debería ser un desafío de seguridad para el futuro», afirmó Bruun-Hanssen, según el diario Aftenposten.

Navantia ha asegurado, no obstante, que no tiene comunicación oficial del informe y que nadie se ha dirigido a la empresa para consultar las posibles causas ni han participado tampoco en ninguna de las actuaciones llevadas a cabo hasta ahora. Reitera que, desde un principio, brindó su colaboración a la Armada de Noruega. Aunque insiste en que analizará las circunstancias y las hipótesis de las causas que se han hecho públicas, reitera «que el diseño cumple con todas las certificaciones y, en concreto, satisface las condiciones de inundación requeridas por la reglamentación aplicables a buques militares».

La inundación

La comisión señala que la inundación de la nave ocurrió en tres compartimentos estancos: el cuarto de generadores en popa, los camarotes de la tripulación en cubierta y los almacenes, informó Efe. Basándose en los daños y los documentos sobre estabilidad del buque, la tripulación concluyó que la fragata tenía un estatus de «estabilidad pobre», aunque podía ser mantenida a flote, pero al advertir que el agua caía desde el cuarto de generadores al de engranajes a través del hueco del eje de las hélices y que este se estaba llenando rápidamente, optaron por la evacuación. A esas conclusiones se ha llegado tomando en cuenta las declaraciones de los implicados, ya que el navío sigue hundido, así que no se ha podido analizar su estructura.

El informe también recoge que en el choque la tripulación confundió las luces del petrolero con las de la terminal portuaria en la que se encontraban.

La sombra extendida por Noruega sobre Navantia contrasta con los halagos de Australia, quien, por boca del almirante jefe de su Armada, MJ Noonan, alabó hace unos días el trabajo realizado en Ferrol para su país. «España hace muy buenos barcos», afirmó categórico.

Los astilleros públicos reiteran que el barco tiene las condiciones de inundación exigidas

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Noruega achaca un fallo de diseño a las fragatas construidas en Navantia