Galicia avanza en proyectos gasistas pioneros en la industria y el transporte

Nedgia y Edar Bens exploran la economía circular con este combustible

«El gas renovable puede ser la energía de transición perfecta mientras el futuro eléctrico no sea sostenible» Expertos en la producción renovable de gas natural analizan las fortalezas de este tipo de energía que ya se produce en Galicia

redacción / la voz

Galicia se lanza a la carrera por situarse como uno de los referentes en el país en la producción y uso del gas renovable. En ese contexto, empresas privadas, como Nedgia (perteneciente al grupo Naturgy) o Edar Bens (la compañía pública dedicada a la depuración de las aguas residuales de cinco concellos de A Coruña) ya están desarrollando proyectos tanto para obtener gas del tratamiento de los residuos como para generalizar el uso de este combustible para el transporte. Así, Galicia, que se mira en el espejo de la primera gran experiencia industrial de producción de biogás que se llevó a cabo en España, en la planta de tratamiento de basura de Valdemingómez, en Madrid, contará con la primera depuradora de aguas que inyectará gas renovable a la red. Los pasos que se están dando en la comunidad en este sentido fueron analizados ayer en una jornada organizada por La Voz de Galicia y Nedgia, en la que también quedó de manifiesto hasta dónde ha llegado la apuesta de otros países comunitarios por la economía circular en el ámbito energético. Así, Francia ha establecido que, en el 2050, el 100 % del gas que se transporte vía gasoducto por su territorio sea renovable.

En cuanto al uso del gas para el transporte, la distancia alcanzada aún es mayor. Celestina López, directora de Operaciones de Distribución de Gas de Nedgia en la zona norte, admitió que es un mercado incipiente en España, en donde circulan 8.500 vehículos que pueden alimentarse de este combustible, mientras que en el resto del mundo la cifra asciende hasta los dos millones.

No obstante, Celestina López admitió que el principal freno que impide que se produzca un mayor crecimiento del gas natural para vehículos es la falta de infraestructuras para el abastecimiento. «Trabajamos desde Nedgia para que en la comunidad haya en el 2020 una estación de recarga ecológica al menos en cada provincia», afirmó la directiva, quien insistió no obstante en que las Administraciones «deberían considerar este tipo de infraestructuras como básicas».

Miguel Ángel Magaña, jefe de servicio del Parque Tecnológico de Valdemingómez, admitió que el proceso iniciado en el 2009 para la producción de gas renovable y su inyección a la red general que gestiona Enagás ha estado plagado de dificultades, pero no cuestiona que ese sea el camino para el aprovechamiento de los residuos. En la depuradora de aguas de Bens se produce gas renovable y se aprovecha para el consumo eléctrico de las propias instalaciones. «Hay pocos sectores que puedan aprovechar tanto la economía circular como el nuestro, en el que se encuentran el agua, los residuos y el consumo eléctrico», explicó Carlos Lamora, director de Edar Bens. Además, insistió: «Todos entendemos que no podemos seguir viviendo como sociedad con estos niveles de emisiones a la atmósfera». López avanzó que en Galicia buscan otros proyectos similares para apoyarlos.

«El biogás puede servir de energía de transición en la descarbonización de la economía»

«El biogás puede servir de energía de transición en el contexto de la descarbonización de la economía», subrayó ayer Carlos Lamora, convencido del potencial que tiene en distintos ámbitos la generación de esta fuente de energía a través de otros desechos. Miguel Ángel Magaña coincide plenamente con esta afirmación y recordó que, aunque la producción de gas renovable también implica la generación de residuos, estos pueden acabar siendo a su vez reutilizados. En este sentido, explicó que el digesto, tras un tratamiento, «puede acabar siendo un fertilizante que vendrá a cerrar el ciclo».

Las Administraciones

Celestina López abundó, no obstante, en que para que la apuesta por el gas renovable «sea una alternativa real se precisa que haya una estrategia con directrices claras por parte de las Administraciones». «Necesitamos saber a dónde vamos», dijo. En este sentido, aludió a los mensajes lanzados en los últimos meses desde el Gobierno central al transporte sobre el fin del uso de combustibles fósiles. «El sector está ahora mismo buscando su espacio», afirmó al respecto.

El combustible verde con más autonomía para los coches

Mientras que algunas empresas de generación de electricidad están plenamente inmersas en la promoción del coche eléctrico, Nedgia centra sus esfuerzos en extender el uso de los vehículos, tanto particulares como para el transporte público, que se mueven con gas natural. Celestina López insistió en las ventajas que presenta frente a otros combustibles en materia de movilidad. Y fue particularmente explícita en cuanto al bolsillo de los conductores, ya que afirmó que con 20 euros de abastecimiento los automóviles de gasolina pueden recorrer 275 kilómetros y los diésel, 375, mientras que esa cifra aumenta hasta los 555 cuando emplean gas natural.

Además, en clave medioambiental, también subrayó las diferencias. «Reduce en un 85 % las emisiones de óxido de nitrógeno, y en un 30 % las de CO2. Prácticamente no emite partículas y tampoco ruido. En la parte económica, los coches de gas natural son un 50 % más económicos que los de gasolina, y un 30 % más que los del diésel», afirmó la directiva de Nedgia.

Admite que aún queda mucho por hacer para extender una red de gasineras por todo el país, pero pone el acento en que se están redoblando los esfuerzos para acercar los puntos de carga a los consumidores. Así, actualmente hay 60 estaciones de este combustible operativas en España y otras 40 en construcción. La empresa del grupo Naturgy acaba de alcanzar un acuerdo con Seat para poner en marcha otras 50 unidades por todo el territorio.

Las barreras económicas para la adquisición de los vehículos con gas natural también se han ido diluyendo. Inicialmente eran más costosos que los que utilizaban otros carburantes, según se pone de manifiesto desde el sector. Ahora ya hay modelos igualados en precio.

Recogida de basuras

Si bien en el transporte privado se están dando pasos, es en el colectivo en el que el uso de este combustible se ha ido incrementando exponencialmente. Nueve ciudades españolas cuentan con autobuses que se alimentan con gas natural, una flota que suma 1.830 vehículos.

Ligeramente menor es la de los camiones abastecidos por este carburante renovable dedicados a la recogida de residuos sólidos urbanos, con un total de 1.330 unidades que circulan por 20 municipios. Madrid, Barcelona, Burgos, Salamanca, Sevilla y Valencia son algunas de las ciudades que cuentan con autobuses o camiones que se mueven con esa energía.

Actuar sobre el transporte para reducir las emisiones a la atmósfera es una necesidad perentoria si se toma en cuenta que este sector es responsable de más del 60 % de las emisiones contaminantes.

Las principales apuestas de los ponentes

Nedgia

Una empresa que ya presta servicio al 70 % de los gallegos. Nedgia ya cuenta con una tasa de cobertura en Galicia del 70 %. La intención de la compañía distribuidora es seguir creciendo, y para ello se apoyará en el gas renovable y también en el surtido a vehículos. Espera paliar así el descenso en el consumo que han venido registrando en los últimos años las centrales de ciclo combinado gallegas, es decir, las que producen energía con gas y vapor de agua. «Vehicularemos menos gas, pero la compañía lo tiene que compensar de otra forma», reseñó Celestina López, directora de Operaciones de Distribución de Gas en la zona norte. Nedgia gestiona 3.200 kilómetros de redes y 300.000 clientes.

Edar bens

Pionera en producir el biogás a través de las aguas residuales. La empresa que gestiona la depuración de aguas residuales en A Coruña, Edar Bens, participa desde el 2016 en un proyecto de I+D con Energy Lab para obtener gas renovable del proceso de gestión de estos desechos. Está poniendo en marcha una tecnología innovadora, de membranas, y no solo será referente al obtener este combustible, sino también al instalar una gasinera en la que repostará un autobús de la empresa Calpita. El vehículo cubrirá una ruta que se iniciará en Oleiros y se adentrará en el municipio herculino. «De los 17 megavatios de consumo eléctrico, 6 los generaremos quemando nuestro propio biogás», afirmó Carlos Lamora.

parque tecnológico de valdemingómez

Una instalación que vierte gas renovable a la red desde el 2013. Desde el 2009, cuando el Parque Tecnológico de Valdemingómez comenzó a transformar el biogás que extraía del proceso de tratamiento de las basuras de Madrid en biometano, la empresa ha inyectado a la red general un total de 8,5 millones de metros cúbicos. Si se estableciera una equivalencia en términos energéticos, se habrían generado 92 gigavatios, o lo que es lo mismo, se habría abastecido a 20.000 viviendas al año. Es la planta pionera en España, que comenzó a verter al entramado de gasoductos nacionales en el 2013. «El camino ha sido muy complicado, pero estamos muy orgullos», afirma Miguel Ángel Magaña.

Una energía aún costosa para el consumidor

beatriz couce

Solo grandes explotaciones agrarias podrían obtener actualmente ahorros en su factura

En clave medioambiental, nadie duda de la necesidad de apostar por las energías renovables como fórmula para reducir las emisiones contaminantes a la atmósfera, pero los consumidores no quieren soportar más incrementos en los ya de por sí abultados recibos eléctricos. Por el momento, el gas renovable no va a contribuir al abaratamiento de las facturas. «El gas renovable cuesta más del doble que el convencional», subrayó ayer Carlos Lamora, director de Edar Bens, afirmación a la que se sumó Miguel Ángel Magaña, jefe del servicio del Parque Tecnológico de Valdemingómez. «Su producción es más costosa que el convencional y por ahora es muy difícil que tenga un impacto positivo en el recibo», añadió. No obstante, los participantes en las jornadas consideran que, conforme vayan avanzando las tecnologías, se irán logrando ahorros en la obtención de este combustible renovable. En este sentido, Magaña citó como ejemplo que, en los últimos seis años, han reducido un 20 % el coste de producción del gas renovable.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Galicia avanza en proyectos gasistas pioneros en la industria y el transporte