Disfrazado y con andador para cobrar durante 18 años la pensión de un muerto

La policía arresta a nueve personas e identifica a otras 37, algunas en Galicia, acusadas de estafar seis millones de euros

;
Se hace pasar por un difunto y cobra 120.000 euros durante veinte años La Policía Nacional ha destapado un fraude de seis millones en el cobro de pensiones de fallecidos

Redacción / La Voz

La escena parece sacada de una película de esas malas de sobremesa, pero dio el pego durante más de 18 años. Disfrazado con ropa de persona mayor, e incluso echando mano de un andador, un malagueño se hizo pasar entre 1999 y el 2017 por un familiar suyo ya fallecido, que ahora sería nonagenario, para ir al banco a sacar el dinero de la pensión. Su gran parecido físico le permitió hacerse con 129.200 euros durante esos años, hasta que el análisis de la información bancaria, en la que se apreciaron varios traspasos posteriores al fallecimiento del jubilado, permitieron identificar a varios de sus familiares como responsables de la estafa.

Es solo uno de las decenas de casos destapados en los últimos meses por la Policía Nacional, que este viernes informó de que ha aflorado un fraude por importe cercano a los seis millones de euros en el cobro indebido de prestaciones. Fruto de sus pesquisas, los agentes han identificado a 46 personas como responsables de un total de 53 delitos de fraude a la Seguridad Social, falsedad documental, estafa y apropiación indebida. De ellas, nueve han sido arrestadas. Las operaciones se repartieron en diez comunidades autónomas, entre ellas Galicia, donde hay implicados en A Coruña, Pontevedra y Ourense.

La investigación comenzó tras recibirse varias denuncias en las que se informaba de posibles fraudes a la Seguridad Social. Tras las primeras pesquisas, se averiguó que la mayoría de los implicados eran familiares de pensionistas fallecidos que seguían cobrando de forma ilícita las pensiones de estos, aunque también se han encontrado casos de amigos o compañeros de piso. Para hacerse con el dinero, ocultaban el fallecimiento del jubilado, falsificando incluso, si era preciso, la fe de vida o la firma del difunto. Todo para seguir llevándose el dinero.

Cuando eran cazados, las excusas eran variopintas. Los más osados alegaban que no sabían que la pensión se seguía abonando (un desconocimiento que no les impedía hacer uso de ese dinero), mientras que otros aludían a las necesidades económicas de la familia «o la creencia de que, una vez que el banco había solventado el fraude de los últimos cuatro años, se podía disfrutar del dinero acumulado en los años anteriores», según relata la Policía.

Pero no todos los fraudes eran obra de familiares. En Albacete fue un empleado de banca quien se embolsó casi diez mil euros haciendo retiradas en efectivo de la cuenta de un pensionista desde su muerte en el 2003 hasta el 2017. En Madrid, se descubrió que a una pensionista de origen ucraniano fallecida en el 2010 se le abonaron indebidamente casi 92.000 euros durante los seis años siguientes. Con ese dinero se financiaron 209 compras, pagadas con su propia tarjeta. Luego se descubrió que esta había sido robada por su compañero de piso, también ucraniano, que no solo la usaba para sus gastos, sino que la compartía con sus amigos.

Las nuevas tecnologías, claves para dar con los aprovechados

Las nuevas tecnologías de las que dispone la Seguridad Social, que permiten el cruce de datos entre distintas Administraciones, han sido claves para poder aflorar los casos de fraude y ponerlos en manos de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional. Según informó este cuerpo, de forma periódica se realizan controles de fe de vida de los beneficiarios de prestaciones públicas, lo que dificulta la percepción indebida de estas.

No es la primera vez que se habla del fraude masivo en el abono de pensiones. Hace dos años, el Tribunal de Cuentas abría la caja de los truenos asegurando que en España había unos 30.000 muertos que seguían cobrando de la Seguridad Social y cifraba el roto en unos 25 millones de euros al mes. Cifras que desmintieron desde Empleo, alegando que se realiza un cruce diario de datos con el registro de defunciones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
12 votos
Comentarios

Disfrazado y con andador para cobrar durante 18 años la pensión de un muerto