Endesa creará una red de 8.500 puntos públicos de recarga eléctrica en cinco años

El plan, que incluye otros 100.000 puntos privados, garantizará que haya siempre una electrolinera a menos de 100 kilómetros


Madrid / la voz

La carrera por la transformación eléctrica de la automoción no tiene marcha atrás y Endesa acaba de presentar su apuesta para impulsarla, con la instalación de 8.500 puntos públicos de recarga para vehículos en un plazo de cinco años, a los que se sumarán otros 100.000 privados.

Así lo anunció ayer el consejero delegado, José Bogas, en un acto en el que se presentó Endesa X, la nueva línea de negocio a través de la que se desarrollará el plan «para responder a la transición energética y a las necesidades cambiantes» de la clientela. Endesa subraya que el plan, que supondrá una inversión de 65 millones y se desarrollará en dos fases, será «el más ambicioso que se haya puesto en marcha en el país para impulsar la movilidad eléctrica».

Y es que -destaca- una vez que los fabricantes de automóviles han incrementado la autonomía de las baterías y que el precio de estos vehículos comienza a ser competitivo, es el momento de «superar el último obstáculo para facilitar la transición real a la movilidad eléctrica»: ofrecer una red de recarga en todo el país.

2.000 puntos en dos años

La primera fase del plan de infraestructuras se desarrollará en los próximos dos años, en los que Endesa pretende disponer de 2.000 puntos de recarga rápida que conectarán las principales ciudades (de más de 35.000 habitantes) y carreteras, cubriendo los 15.000 kilómetros de las vías principales y áreas urbanas, garantizando que el 75 % de la población dispone en su municipio de infraestructuras públicas de recarga. La traducción práctica será que los conductores tengan siempre una electrolinera a una distancia inferior a 100 kilómetros.

En la segunda fase, hasta el 2023, se instalarán más de 6.500 nuevos puntos de recarga de acceso público (en centros comerciales, aparcamientos, áreas de servicio o vías públicas) paralelamente al crecimiento del parque de coches no contaminantes. Se dotará de mayor cobertura a las zonas urbanas y los principales puntos estratégicos de comunicación, incluyendo las islas. Paralelamente se impulsará la instalación de puntos privados de recarga, con un objetivo de 100.000 en el período.

El anuncio se suma al que en septiembre hizo Iberdrola, con 200 estaciones de recarga a implantar este año y el próximo en las principales autovías, más 25.000 para particulares o empresas; y al de Cepsa, que está extendiendo 100 puntos eléctricos de forma estratégica en sus estaciones de servicio.

La automoción exige ayudas a Industria para implantar el coche eléctrico en 20 años

La ministra de Industria mantuvo ayer una reunión con el sector de la automoción para analizar la recién anunciada ley de cambio climático, que pone fecha de caducidad a los coches contaminantes. Al encuentro acudieron Faconauto, Ganvam y Aniacam, patronales de los concesionarios, vendedores e importadores respectivamente, mientras que la asociación de fabricantes (Anfac) y los sindicatos no asistieron.

Aunque ambas partes aseguraron que la reunión fue «cordial», «positiva» y «sincera». El sector no ocultó su malestar con el modo en que se anunció la ley, por lo que reclamaron al Gobierno que, antes de lanzar medidas que siembren la preocupación entre fabricantes y consumidores, «se apoye en el Consejo Estratégico de la Automoción». También reclamaron un plan de ayudas para paliar el impacto de la prohibición de la venta de coches diésel y gasolina a partir del 2040, algo a lo que el Ejecutivo está dispuesto.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Endesa creará una red de 8.500 puntos públicos de recarga eléctrica en cinco años