Alemania prohíbe la circulación de coches diésel antiguos en varios tramos de una de las autopistas más transitadas

Los vehículos más viejos solo podrán seguir circulando si instalan catalizadores adicionales que les permitan reducir su emisión por debajo de los 70 miligramos de dióxido de nitrógeno


La Justicia alemana ha asestado un duro golpe al diésel. Según informa EFE, el Tribunal Administrativo de la ciudad de Gelsenkirchen ordenó establecer en Essen, en el oeste del país, una zona de prohibición a la circulación de los vehículos diésel más contaminantes. Entre estas zonas se incluyen varios tramos de una de las autopistas más transitadas. 

Esta zona libre de diésel incluiría 18 de los 50 distritos de Essen. Y afectaría principalmente al centro de la ciudad, así como a la principal vía de tránsito de Gelsenkirchen. 

Margit Belkenhol, jueza que preside la sala, ha defendido su tajante decisión alegando que la contaminación del aire causada por el tránsito en la A40 probablemente solo lograría reducirse si se incluye esta autopista en la zona medioambiental. 

De esta forma y según recoge Afp, en Essen, solo los vehículos diésel de la clase de emisiones 5 o superior podrán circular a partir del 1 de julio del 2019, y a partir del 1 de septiembre solo los vehículos diésel de clase 6 podrán hacerlo. En Gelsenkirchen, la calle Kurt-Schumacher solo será accesible para los motores diésel Euro 6 a partir del 1 de julio. Habrá excepciones para los comerciantes.

El texto de la medida, que entraría en vigor el próximo 1 de julio, también recoge otras excepciones. Los vehículos más antiguos (los Euro 4 y 5) podrán seguir circulando pese a la prohibición con la condición de que no emitan más de 70 miligramos de dióxido de nitrógeno por kilómetro recorrido, con la ayuda, por ejemplo, de un catalizador adicional.

¿Por qué mienten sobre el diésel?

Juan Ares

El pasado 11 de julio la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, pronunció su frase más célebre diciendo que los diésel «tienen los días contados», desatando una tormenta sobre la viabilidad de estos motores. ¿Tenía razón la ministra cuando culpabilizaba a los diésel de la contaminación medioambiental de nuestras ciudades?

Lo primero que hay que tener en cuenta es que hay que relativizar el efecto de los gases de los automóviles en el medio ambiente. La Agencia Internacional de la Energía publicó que en el 2013 el transporte por carretera solo fue el responsable del 14 % de las emisiones de CO2 en todo el mundo, por detrás de las industrias manufactureras y construcción (17 %), de otros tipos de transporte (18 %) y, muy especialmente, de la generación de electricidad y calor (34 %). En España, el transporte por carretera solo es responsable de un 20,5 % del total de emisiones contaminantes producidas, muy por detrás del 52,8 % producido por los sectores industrial, residencial o comercial.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Alemania prohíbe la circulación de coches diésel antiguos en varios tramos de una de las autopistas más transitadas