Galicia ya pierde 10 autónomos al día, a dos meses de la mayor subida de cuotas

El autoempleo gallego baja de los 212.000 afiliados por primera vez desde que hay registros


redacción / la voz

La decisión está tomada. Los trabajadores autónomos tendrán que pagar más a la Seguridad Social a partir del 1 de enero del 2019, haya o no haya nuevos Presupuestos.

Ahora falta ponerle cifras a esa subida de las cotizaciones, para la que el Gobierno quiere contar con el respaldo de las principales organizaciones de trabajadores por cuenta propia.

No lo tiene, y tras el rechazo casi unánime a una primera propuesta, que suponía un aumento de la cuota mensual de alrededor de 50 euros de media (entre 30 y 90 euros), la ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, ha contraofertado a la baja, con una propuesta de subida en las cuotas mínimas de los autónomos a la Seguridad Social de 18 euros al mes. Este incremento sale de aplicar a la base mínima de cotización (que ahora es de 932,70 euros) el porcentaje de subida de la inflación, que el ministerio sitúa en torno al 2 % (en octubre, el IPC alcanzó el 2,3 %), hasta elevarla a 951,35 euros.

212 euros más al año

En la actualidad, los autónomos que pagan la cuota más básica abonan 279 euros mensuales, por lo que el incremento estaría situado en algo menos de 18 euros al mes. Unos 212 euros más al año.

Además, el Gobierno propone que, desde el inicio del 2019, sea obligatoria la cotización por cese de actividad (el llamado paro de los autónomos), enfermedad profesional y formación, que no lo es en la actualidad. Esto ampliaría la protección social de los autónomos en todas estas contingencias.

Este encarecimiento de la cuota que pagan el 85 % de los trabajadores por cuenta propia en Galicia todavía precisa la respuesta de las organizaciones más representativas y, en todo caso, se trata de una situación temporal, hasta que el Ejecutivo y los agentes sociales logren desbloquear la eterna reforma pendiente, para que coticen en función de sus ingresos reales.

Pagar más no parece que sea la mejor solución para frenar la pérdida de afiliados del régimen de autónomos en Galicia, que encabeza la sangría de autoempleos que se está registrando en España en el último año.

La evolución de octubre ha sido la peor de los últimos meses, con 322 bajas, el equivalente al cierre de 10 negocios cada día. Este dato conduce a ATA (Asociación de Trabajadores Autónomos) a la conclusión de que «el 2018 volverá a ser un mal año para los emprendedores gallegos y será el cuarto consecutivo» que se pierda autónomos, afirman desde esta organización.

Empeoran las cosas

Según la Seguridad Social, al cierre del mes de octubre Galicia tenía 211.949 trabajadores por cuenta propia afiliados. «Es la primera vez en toda la serie histórica que bajamos de los 212.000 autónomos afiliados y las perspectivas que se presentan no son las mejores», afirma el presidente de ATA Galicia, Rafael Granados. «Subir las cotizaciones sociales o tocar la tarifa plana empeorarían aún más la situación», asegura.

Esta organización, que a nivel estatal lidera Lorenzo Amor, se muestra crítica con la elección del IPC como referente utilizado por Empleo para incrementar la base mínima de cotización que está por venir: «¿Si estuviera en el 0,2 %, también elegirían este indicador?», se pregunta.

Eduardo Abad, presidente de UPTA, la otra organización mayoritaria, se muestra más afín a la propuesta de subida de las tarifas, por su repercusión en la mejora de los afiliados. «Serían unos 18 euros al mes más, pero como contraprestación tendríamos el mayor nivel de protección social de los autónomos de su historia», asegura.

En los últimos cinco años, Galicia ha perdido 5.790 afiliados al régimen especial de trabajadores autónomos.

Más de 20.000 gallegos podrán seguir tributando por el sistema de módulos

Hace tiempo que Hacienda quiere eliminar la tributación por módulos, porque considera que es la única forma de acabar con la emisión incontrolada de facturas falsas. Lo intentó el exministro Montoro, durante la última legislatura del PP, y era una medida que iba a entrar en vigor en enero del 2019 y que acaba de paralizar el Ejecutivo de Sánchez, a petición de las principales organizaciones que representan a este colectivo.

De los 3,2 millones de autónomos que hay en España, 1,5 millones cotizan mediante la estimación directa, más de 400.000 por el sistema de módulos y el resto como sociedades. La legislación vigente preveía que a partir del 2019 se endurecerían los umbrales para tributar por el sistema de estimación objetiva de la declaración del IRPF (los denominados módulos).

La idea era que el límite de facturación a partir del cual se impediría seguir tributando por módulos descendiera desde los 250.000 euros actuales a los 150.000. Y en el caso de que el trabajador por cuenta propia facturara a otras empresas, ese tope se bajaría de los 125.000 euros a 75.000.

En el caso de Galicia, en donde la afiliación no ha dejado de caer en los últimos meses, la reforma fiscal ahora paralizada por el Gobierno dejaría fuera de este modelo de pago a Hacienda a más de 20.000 autónomos, aunque las organizaciones aseguran que se trata de un cálculo estimativo, porque nunca se han hecho estadísticas sobre los cotizantes por módulos, al menos en la comunidad gallega.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Galicia ya pierde 10 autónomos al día, a dos meses de la mayor subida de cuotas