Facenda tiene bloqueados 176 millones en ingresos por las reclamaciones de contribuyentes

En el último año se contabilizaron 5.217, un 5,6 % más, subida que obedece al plan especial de control


santiago / la voz

Los contribuyentes gallegos reclaman cada vez más a la Administración autonómica por asuntos relacionados con el cobro de los impuestos. Las denuncias presentadas en el Tribunal Económico Administrativo Regional (TEAR), el organismo competente, alcanzaron el pasado año las 5.217, lo que supone un crecimiento del 5,6 % en relación con el 2016. Una subida que la Xunta atribuye al aumento de las actuaciones de comprobación derivadas del plan especial de control, que se hizo precisamente en el 2017.

Facenda tiene pendientes de ingresar 176,3 millones de euros a consecuencia de las reclamaciones, un cifra que es un 2,6 % inferior a la que se registraba a 31 de diciembre del 2016. Es la primera vez que este importe se reduce desde la crisis económica y su posterior recuperación.

No obstante, los últimos datos actualizados por las Axencia Tributaria Galega (Atriga) muestran que la cifra de reclamaciones de ese ejercicio coincide con la media de los últimos cinco años. «Las cifras confirman nuestras previsiones de que, a partir del 2016, el número de reclamaciones se estabilizaría, porque va teniendo efecto en las estadísticas la bajada fiscal vigente desde el 1 de enero del 2016, especialmente en sucesiones, y también el cambio en el sistema de valoración de los bienes urbanos que se aplica desde el verano del año 2015», precisan desde Facenda.

Precisamente, esta fue una fuente de litigio entre los contribuyentes y la Administración en los años de crisis económica. Los ciudadanos protestaban porque, en un contexto de brusca caída de renta de los hogares, tenían que hacer frente al pago de impuestos con valoraciones de sus viviendas que no estaban actualizadas a la evolución del mercado inmobiliario.

Guerra por las valoraciones

El sistema de valoración de bienes urbanos es el que se usa en el pago de sucesiones y de transmisiones patrimoniales. Solo entre los años 2011 y 2012, las reclamaciones de los contribuyentes gallegos pasaron de 4.708 a 5.351, lo que supuso un incremento de casi el 14 %, el mayor de la última década.

Los datos de Facenda muestran que dos de cada tres reclamaciones administrativas por el pago de tributos se refieren a impuestos que no son gestionados por la Xunta. El último balance del Tribunal Económico Administrativo Central (TEAC), del 2015, revela que ese año se presentaron en Galicia 16.268 reclamaciones en el TEAR, de las que dos tercios no se correspondían con impuestos cedidos, sino con IRPF, IVA e IBI.

El análisis de la serie histórica de recaudación tributaria muestra la huella imborrable de la crisis propiciada por el estallido de la burbuja inmobiliaria. Sirva un dato como ejemplo: en el 2008 los ingresos de la Xunta por los impuestos se situaron en 804 millones de euros, y solo cinco años después ya habían caído hasta los 556,2. Es decir, un desplome del 30 % en tan solo un lustro.

El cobro de los tributos autonómicos aportó a la Xunta el pasado año 571,1 millones, creciendo un 5 %. Una subida que sorprende en un contexto de rebajas fiscales, pero que se explica por los resultados del plan especial de lucha contra el fraude, que permitió que se destaparan 32,2 millones.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

Facenda tiene bloqueados 176 millones en ingresos por las reclamaciones de contribuyentes