«En Extrema Urgencia yo soy la voz y toco la guitarra. Tengo voz de negro»

José Marcial Doctor preside el Grupo Plásticos Ferro, una firma que es líder en España y la quinta de Europa en la fabricación de tuberías

José Marcial Doctor considera que la sucesión está «hablada y ordenada»
José Marcial Doctor considera que la sucesión está «hablada y ordenada»

redacción / la voz

Da la impresión de que es un hombre más sencillo que su apellido: José Marcial Doctor López de Pablos, presidente del Grupo Plásticos Ferro, una compañía con orígenes en el municipio de Muras (Lugo), y en aquel Flan Chino Mandarín. La empresa es hoy líder en España y la quinta de Europa en la fabricación de tuberías y accesorios plásticos.

-¿Qué tiene que ver el Flan Chino Mandarín con las tuberías?

-Todo se remonta hacia los años sesenta. El fundador fue un tío mío, José Ferro Rodeiro, oriundo de As Pontes y un hombre muy especial, un emprendedor de la posguerra. Él había creado la empresa Flan Chino Mandarín: la fábrica estaba en Madrid y los chinitos que se regalaban se hacían en Muras. Porque él, como buen gallego, quería hacer algo en su tierra. En una zona de Muras, concretamente, en el valle de O Inferno, había una minicentral que había creado un obispo evangelista para darle luz al pueblo. Cuando la minicentral dejó de ser la generadora de electricidad para la localidad, mi tío la compró. Pensó en hacer allí actividad de promoción del flan: se hacían los chinitos y las cucharillas.

-¿Eran de cerámica?

-No, de caucho plástico. Fue el primer encuentro con el plástico. Allí puso unos hornos y una inyectora. Vio que el plástico tenía futuro porque comenzaban a desarrollarse las traídas de agua. Así empezó con las tuberías.

-Su tío no tenía hijos...

-No. Soy el sobrino mayor y, cuando mi tío falleció, mi tía me animó para seguir con el proyecto. Me vine para a Galicia hace 38 años ¡nada menos!

-Usted es de Madrid: ¿qué tal se encuentra aquí? ¿No se iría para Madrid de nuevo?

-Me encuentro fenómeno. Y no, no regresaría a Madrid. Mi vida está aquí. Allí voy para aquellos encuentros nostálgicos con los amigos del colegio... Me quedan recuerdos de juventud.

-¿Cuándo nació?

-El 20 de diciembre de 1951. Los de esta fecha siempre íbamos un curso avanzado en el colegio. Era el más joven de la clase. Tenía su puntillo negativo en los primeros cursos, porque el resto de los compañeros eran mayores.

-¿Acoso?

-No, que va. No le llamábamos acoso. Probablemente hoy lo sería. Pero nunca tuve un problema serio. Más bien las hacía yo. Era más atizante que receptor [risas].  

-Está casado y tiene hijos. Lo digo por la sucesión.

-Sí, estoy casado y tengo tres hijos. Dos ya están incorporados a la empresa. El mayor tiene 42 años y lleva 15 en la empresa. El segundo, de treinta y tantos, también lleva tiempo. El pequeño ha creado su propia compañía, digital.

-Esa parte está ordenada.

-Sí, hablada y ordenada. Llegué a la empresa en el 80, y para empezar a abrir mercados optamos por el sur de España. Montamos una fábrica en Granada. Para llevarla, me acordé de mi hermano. Pensé: «Hombre, este tiene un buen perfil». Y así fue, se incorporó. Tiene una participación en el grupo, y también trabajan en la empresa dos de sus tres hijos.

-Plásticos Ferro está presente en Portugal y en Marruecos... [no me deja acabar la frase].

-Y también en Francia. Es un mercado muy importante. Su cifra de negocio sigue a la de España. Fue una de nuestras armas cuando vino la gran crisis. Estalló la burbuja inmobiliaria y al sector construcción le dio en el corazón. El volumen de actividad cayó un 60 %. Para mandarnos directamente al cementerio. Nos salvó nuestra posición en mercados exteriores, donde apretamos el acelerador porque ya estábamos. Consideramos la península ibérica, Francia y Marruecos mercados domésticos. Una empresa del grupo, Ferrosystems, busca en otros países más lejanos clientes. Hoy vendemos en 28 países más.

-¿Qué pensó en el peor momento de la crisis?

-Que teníamos que salir todos juntos de la situación. Me refiero a las personas. Aquello parecía un diluvio universal.

-¿Al final hubo despidos?

-En A Cañiza teníamos una planta pequeña y hubo un ERE que afectó a 30 personas. Pensé en ellas, pero no había más remedio. Hoy quedan cinco en lo que es un centro logístico.

-¿Cuántos tubos mueven?

-Millones. Ahora estamos transformando 140.000 toneladas de plástico. El objetivo es llegar a las 160.000-180.000. Pero puntualizo: hoy con menos material hacemos más metros de tubo, y con más resistencia. Lo hemos reducido en un 20-25 %.

-El plástico no está de moda.

-Ya lo sé. Pero nosotros hacemos tuberías. Vendemos aire enfundado en un plástico muy duradero. Nuestra situación es diferente a la de los fabricantes de bolsas, cubiertos... Cuando hay una demolición sí hay un compromiso a nivel europeo de retirar el plástico y reciclarlo. Nosotros lo hacemos.

-¿En su casa las tuberías están por dentro o por fuera? [Se descoloca]. Ya sabe, cuando hay fugas...

-Por dentro. Nuestras tuberías no dan problemas. Las mejores tuberías para asumir una determinada carga de presión y temperatura son las de polietileno reticulado. Solo o con aluminio en el centro. En las de presión, estamos saliendo con una nueva generación de producto. También tenemos la línea Mute, que es insonorizada.  

-¿Y plan estratégico?

-En 1993 diseñamos un plan director, que impulsó la internacionalización, el desarrollo en la innovación de productos, las TIC. A partir de ahí cada año hacemos un presupuesto. Pero hay matices, como consecuencia de la crisis y teniendo en cuenta que estamos afrontando un relevo generacional. Algunos de los que comenzaron conmigo ya se jubilaron, y otros estamos ahí, ahí.

-¿Se va a jubilar?

-Tengo edad para ello, y también tengo lo cotizado. Pero no.

-¿Por qué?

-Porque no me apetece [risas]. Pero mi relevo será mi hijo [continúa con el plan estratégico]. Tras la crisis, y la salida de nuestros socios financieros (Abanca y Xes Galicia), hemos hecho un plan del 2015 al 2021. Entre sus objetivos figura la modernización de las plantas hacia lo que se conoce como la industria 4.0. La inversión es de 15 millones, casi está terminada. El objetivo es dejar a la siguiente generación un grupo altamente competitivo

-Entonces... se jubilará [risas].

-En el 2021 me lo voy a plantear nuevamente. No eché la cuenta de cuántos años tendré. ¡Joroba! Casi 70. Cuando llegue el momento tendré muchas cosas que hacer. Me encanta la música.

-Cuente.

-De música, lo más moderno que me gusta es de 1972. Me gusta el rock, el blues, el soul.

-¿Qué instrumento toca?

-La guitarra. Le dedico los domingos por la mañana. Llevo diez o doce años.

-¿Está en algún grupo?

-Sí, claro [le cuesta contarlo].

-¿Cómo se llama el grupo?

-Extrema Urgencia.

-¿Tienen actuaciones?

-Hacemos bolitos por A Coruña y la zona. Tenemos una empresa asociada al grupo que se llama Acorde por la Paz. Si sacamos un dinerito, va directamente a Médicos Sin Fronteras, a un programa de enfermedades raras. El próximo bolo va dedicado a Ecodesarrollo Gaia, que se ocupa de la gente de Senegal. Todos los años hacemos un homenaje a John Lennon. Será en diciembre en el BaBa Bar.

-¿Cuántos son en el grupo?

-Seis. Soy el único empresario, hay médicos, jubilados... Somos amigos de Gurruchaga, hemos estado con El Gran Wyoming, la hermana de John Lennon viene a los espectáculos... En Bilbao hace unos años hicimos uno muy bonito.

-O sea, que recorren España

-Una vez al año. En Bilbao, cuando estábamos pensando en qué nombre ponerle al grupo, un amigo que ya falleció me dijo: «Jose, a nuestra edad cualquier capricho es una urgencia». De ahí, Extrema Urgencia.

-Y usted...

-Soy la voz y la guitarra. Yo tengo voz de negro. Canto más bien soul y blues, y hago guitarra rítmica. La solista la toca Chema Ríos. Y hay un saxofonista, un bajista, un teclado y un batería.

DNI DE LA EMPRESA

Quiénes son

Fabrica tuberías y accesorios de plástico. 17 centros logísticos y 8 plantas de producción

Facturación

234 millones de euros

Empleados

710

Domicilio social

A Coruña

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
17 votos
Comentarios

«En Extrema Urgencia yo soy la voz y toco la guitarra. Tengo voz de negro»