Los inversores frustran las expectativas de vender Iberconsa por 600 millones

Portobello alarga el proceso para estudiar las ofertas presentadas, todas a la baja


vigo / la voz

Todo en estudio. Así explican fuentes de la negociación el estado del proceso de venta del grupo pesquero vigués Ibérica de Congelados S.A., Iberconsa. El pasado lunes, el fondo de inversión Portobello, titular del 55 % de las acciones en circulación, cerró el plazo de presentación de ofertas vinculantes, con un resultado decepcionante, que frustra las expectativas de venta del cien por cien del grupo en 600 millones de euros.

Fuentes de la operación explican que los compradores han aplicado a esta valoración inicial «inalcanzable» un «factor corrector» basado en los riesgos de los países en los que Iberconsa tiene buena parte de su negocio, fundamentalmente Argentina y Namibia; y a la flaqueza del mercado del langostino.

Con un pequeño puñado de ofertas vinculantes sobre la mesa, entre ellas las de los chinos Legend Holdings, los americanos Platinum Equity y los británicos Pamplona Capital Management, la parte vendedora encabezada por Portobello se toma ahora tiempo para pedir aclaraciones, estudiar con sus asesores -el banco de inversión Nomura y la auditora E&Y- las condiciones y negociar con el resto del accionariado una venta planteada para ganar dimensión. Con lo que ofrecen los interesados, no alcanzan unas condiciones satisfactorias.

Una negativa de los accionistas minoritarios a soltar su 45 % de Iberconsa supondrá el plante de Legend Holdings, el gigante chino que ha apostado más fuerte para hacerse con el cien por cien de líder mundial del camarón rojo (así se refiere a Iberconsa) y que, a estas alturas, se muestra «contrariado» por el desacuerdo entre socios, según aseguran fuentes de la negociación.

Portobello adquirió Iberconsa a finales del año 2015, momento en el que la empresa facturaba alrededor de 180 millones de euros. Este año superará los 300. Después de una rápida serie de adquisiciones, incluida la compra de la firma argentina de pesca y procesamiento de camarón y calamar Pesquera Santa Cruz en marzo del 2018, el fondo de inversión anunció que tenía la intención de vender toda su participación en este gigante alimentario gallego. Fue el pasado 9 de abril, y el proceso oficial de licitación de la firma comenzó el mes siguiente.

Crecimiento e inversión

Pero en este tiempo transcurrido, en pleno proceso de venta, Portobello ha seguido incrementando los activos del grupo. Este verano firmó la adquisición de una planta para procesado de 7.308 metros cuadrados en Vigo, antigua propiedad de la empresa pesquera Freiremar. Lo hizo en julio. El proyecto para montar su primera planta de pescado elaborado ronda los 2 millones de euros, a los que hay que sumar el plan de renovación de la flota que faena en aguas africanas.

A esto se suma el presupuesto aprobado para la construcción de 5 buques arrastreros, probablemente en astilleros gallegos, que ronda los 46 millones de euros. De la mano de Portobello, Iberconsa ha ejecutado ya importantes inversiones para crecer en origen, hasta contar actualmente con una flota de 42 buques, distribuidos entre los caladeros en los que opera en Sudáfrica, Namibia y Argentina. Legend, el gigante asiático, se muestra «contrariado» por el desacuerdo de los minoritarios

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

Los inversores frustran las expectativas de vender Iberconsa por 600 millones