El Gobierno busca desesperadamente compradores para las plantas de Alcoa

f. fernández REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

Los bomberos de A Coruña se solidarizaron con la plantilla de Alcoa en la marcha de este lunes
Los bomberos de A Coruña se solidarizaron con la plantilla de Alcoa en la marcha de este lunes MARCOS MIGUEZ

La ministra de Industria se reúne con inversores que salven a las fábricas del cierre

31 oct 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

Ester miércoles se pone en marcha el reloj en Alcoa. La multinacional inicia el período oficial de consultas con los sindicatos de las plantas de A Coruña y de Avilés para aplicar un expediente de despido colectivo para sus 686 trabajadores (369 en Galicia). El plazo máximo para esta negociación es de treinta días. La empresa alega que las fábricas le hacen perder dinero a espuertas desde hace años y que «adolecen de problemas estructurales sin posibilidad de solución». Su postura es, de momento, inflexible.

Pero los trabajadores no se rinden. Tampoco el Ministerio de Industria, que busca desesperadamente compradores para las instalaciones de aluminio primario. Su titular, Reyes Maroto, avanzó este martes que, de hecho, se ha reunido ya con «futuros inversores que pueden dar viabilidad a las dos plantas y mantener el empleo, que es el escenario que contemplamos». Sin embargo, el Gobierno necesita más tiempo para resolver la crisis: «[Para ello] queremos que la empresa no presente el ERE, estamos forzando ganar tiempo. Hay una serie de errores en la presentación del expediente [de despido colectivo] que estamos analizando para poder recurrir y ganar ese tiempo necesario para plantear alternativas industriales a las dos plantas. Se pueden mantener, aunque sea otra la empresa que las gestiona».

La ministra hace suya así una de las principales reivindicaciones de los sindicatos: que Alcoa no presente el expediente, para ganar tiempo y buscar una salida. También se agarra, como ellos, a la existencia de errores en la tramitación del expediente para poner todas las piedras posibles en el camino de Alcoa hacia el cierre.