Abanca dispara su beneficio un 44% y roza los 400 millones tras vender Itínere

Incrementa hasta los 1.882 millones su exceso de capital para afrontar nuevas compras


Redacción

Abanca, la principal entidad financiera de Galicia, cerró los nueve primeros meses del año con un beneficio neto de casi 400 millones de euros (398,3, en concreto). Es una ganancia que se dispara un 44 % sobre el mismo período del año anterior gracias al dinamismo del propio mercado bancario (su margen de negocio crece un 12 %, según sus datos), como venía sucediendo en trimestres anteriores. Pero a esa circunstancia se añade algo excepcional: crece el beneficio impulsado por la venta de su participación en Itínere, es decir, el grupo de autopistas que gestionan, entre otras, la muy rentable AP-9, la vía que vertebra Galicia de norte a sur.

El propio banco, en su presentación de resultados, especifica en el apartado de operaciones financieras una aclaración: «Incluye el impacto de Itínere». En ese epígrafe figuran 293 millones de euros, cuando en julio, tres meses antes, apenas eran 108. Es decir, ha hecho caja anotándose en un solo trimestre 185 millones. No está desglosado, pero responden, mayoritariamente, a las plusvalías -la cifra de esa ganancia neta no la ha desvelado el banco- por la venta de su 23,8 % de participación en la autopista gallega al grupo Globalvia, que controlan fondos de inversión de varios países.

El banco mantiene, mientras, una estrategia de crecimiento fundamentada en la gestión del crédito y de la morosidad (esta última cae una décima en el último trimestre, hasta una tasa del 4,5 %). En ese plan tiene mucho que ver el incremento del volumen de negocio (depósitos de particulares y créditos, principalmente), hasta rozar los 70.000 millones de euros, que era uno de los objetivos marcados por el grupo. Los préstamos han crecido un 4,5 % en un año, hasta casi alcanzar los 29.000 millones, tirando de un fuerte crecimiento del mercado hipotecario, por encima del 15 %. Y repuntando los recursos de terceros, por encima del 6 %, hasta superar los 39.000 millones.

Los préstamos se están centrado en particulares (suponen casi la mitad del total), frente a un 39 % a empresas; y solo un 2 % para promotores inmobiliarios. Un punto clave: ha incrementado en 800 millones su financiación a pymes y autónomos en lo que va de año.

Rentabilidad y solvencia

La rentabilidad del negocio bancario supera el 12 %, «entre las más destacadas del sector», dice la entidad de Juan Carlos Escotet. Abanca mantiene unos elevados ratios de solvencia, muy por encima de lo que exigen los reguladores, y un exceso de capital de 1.882 millones de euros. El propio banco admite en su presentación institucional que esos fondos le pueden ayudar a «afrontar futuras oportunidades de negocio». Esto es, nuevas compras, tras hacerse con el Deutsche Bank en Portugal, o la financiera del antiguo Banco Pastor.

La entidad gallega es finalista, y favorita, para adquirir toda la red española del grupo portugués Banco Caixa Geral. Con todo, esa compra, según fuentes del mercado, no supondrá un desembolso de más de 300 millones. Es decir, apenas una pequeña parte de ese exceso de capital. Esta operación, de fructificar, le hará incrementar su cuota de mercado en España, sobre todo por el centro; tiene actualmente apenas un 2,7 %, según un informe remitido en septiembre a inversores extranjeros. En Galicia, en cambio, la cuota en depósitos llega al 41,2 %; y en créditos, al 32,9 %. Claramente hegemónica. La operación de compra de Caixa Geral se espera que concluya a lo largo del mes de noviembre, en tanto que solo está pendiente de la aprobación por parte del Consejo de Ministros luso.

El grupo financiero ha completado un tercer trimestre satisfactorio por dos hitos relevantes: el anuncio de la apertura de su primera oficina en Estados Unidos (en Miami); y la colocación entre inversores institucionales de 250 millones de euros en bonos perpetuos. Más de la mitad de esa deuda la compraron inversores del Reino Unido, lo que demuestra que los contactos internacionales del grupo en la City de Londres funcionaron como se esperaba.  

159 millones en dividendos

Aparte, el grupo anunció este martes el tercer reparto de dividendos del año, con cargo a ese beneficio de 398 millones. El último pago, ejecutado este martes, corresponde a 60,5 millones de euros, lo que hace un total de 159,3 millones de euros en beneficios para sus accionistas, el 40 % del total de ganancias de Abanca. El grueso de esos dividendos van al holding del propio Juan Carlos Escotet, que tiene cerca del 90 % del capital.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
24 votos
Comentarios

Abanca dispara su beneficio un 44% y roza los 400 millones tras vender Itínere