El retroceso del pino obliga al sector forestal a lanzar un plan de impulso

Los dueños de monte, empresas e instituciones firman hoy en Santiago un plan para dinamizar la especie en Galicia


santiago / la voz

La disminución de la superficie forestal dedicada a las coníferas ha encendido las luces rojas en el sector forestal gallego. Desde hace ya años, las masas de pino de las provincias de A Coruña y Lugo (Pinus radiata) han sido progresivamente sustituidas por el eucalipto (E. nitens), y el pino del país (Pinus pinaster) de Ourense y Pontevedra ha sufrido un progresivo retroceso como consecuencia de los incendios. Esta realidad traza un escenario poco alentador: un fuerte descenso de las existencias de madera, una reducción de las posibilidades de tala y de producción de setas silvestres y, sobre todo, un horizonte muy preocupante para industrias y empresas.

Con el propósito de aportar soluciones a este problema de un sector estratégico, Santiago será hoy el escenario de la firma de un convenio de colaboración para dinamizar y recuperar los montes de coníferas, y promover el consumo de su madera.

El acuerdo estará suscrito por casi medio centenar de firmantes. Estarán la Asociación Forestal de Galicia, la organización de productores (Promagal), distintos viveros y la Federación de Aserradores y Rematantes (Fearmaga); también empresas como Costiña, Finsa, Leroy Merlín, la asociación Monte Industria, diferentes estudios de arquitectura, el Clúster da Madeira e do Deseño de Galicia y las universidades de Santiago y de Vigo.

El plan cuenta con varios ejes estratégicos: la diferenciación del precio de la madera destinada a usos industriales de alto valor añadido, el impulso a la mejora genética de coníferas con I+D aplicado, la implantación de modelos de silvicultura técnicamente contrastados y la promoción del consumo de madera de coníferas.

El documento que se firma hoy establece, a efectos de dotación económica, que «o plan é unha iniciativa de carácter privado pola que un grupo de empresas e institucións deciden libremente asociarse para acadar metas empresariais baseadas na madeira de coníferas; en consecuencia, a responsabilidade do financiamento do plan recae directamente no conxunto ou nos grupos ad hoc que decidan comprometerse a desenvolver actuacións nos ámbitos contemplados neste convenio».

Los promotores insisten en que este plan no está pensado contra ninguna especie ni para limitar el eucalipto, sino para atender el problema existente con el pino. Los que pusieron las primeras piedras de esta estrategia fueron la Asociación Forestal de Galicia (AFG) y Finsa, la principal maderera gallega.

En paralelo, en Galicia está también pendiente de salir adelante el nuevo Plan Forestal, ahora en fase de alegaciones. La comunidad es una potencia en la producción y transformación de madera, y ello pese a que infrautiliza un 30 % de su monte, un porcentaje que está muy por encima del que registran otras economías con un sector forestal fuerte, como es el caso de Suecia, Canadá, Austria o Estados Unidos. De los 680.000 propietarios que hay en Galicia, solo 80.000 cortan madera con regularidad, una actividad por cuyas ventas obtienen, cada año, unos 300 millones de euros.

La corrección de estos desequilibrios pasa, fundamentalmente, por actuar sobre la estructura minifundista de la propiedad, que limita la viabilidad y el rendimiento de las explotaciones en el monte.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El retroceso del pino obliga al sector forestal a lanzar un plan de impulso