Los 3.000 socios de Aira y Cusoviame decidirán en asamblea si se fusionan

Las concentraciones en el sector primario dividen Galicia en dos grandes cooperativas


lugo / la voz

Los 3.037 socios que suman las cooperativas Aira y Cusoviame decidirán el 9 de noviembre, fecha en la que celebrarán sus respectivas asambleas, si están o no a favor de la fusión de las dos. Una operación que les permitiría unir esfuerzos de cara, fundamentalmente, a ganar fuerza en la negociación de los precios de la leche y la producción de pienso.

La lucense Aira agrupa a 2.537 socios. De ellos, 1.200 son explotaciones lácteas, que antes de julio del año 2017 estaban repartidos entre Agris, Coleplan, Cogasar, Icos y Aira. De Cusoviame forman parte 520 socios, 200 de ellos profesionales. La fusión por absorción de Cusoviame por parte de Aira podría ser efectiva a partir del 1 de enero si la refrendan las respectivas asambleas. Tendrá que estar avalada por dos tercios de los votos.

Los dos presidentes valoraron positivamente esta operación. Y no solo porque sería beneficiosa para los intereses de ambas negociaciones, sino también porque supondría un nuevo e importante paso en el proceso de concentración de las cooperativas, con la creación de un movimiento fuerte en Galicia alrededor de dos iniciativas: Aira y Clun. Esta última, constituida en enero del 2017 con la integración de Os Irmandiños, Feiraco y Melisanto.

Ambos presidentes, Xosé Manuel López Tellado, de Aira, y Alberto Rivera, de Cusoviame, coincidieron en señalar que no ven con malos ojos esta posibilidad, aunque sin plazos concretos y después de consolidar ambos movimientos y sus proyectos. Fuera de los paraguas de Aira y Clun quedarían solamente Cobideza, Cooperativa Lemos y Cooperativa Xallas.

El presidente de Aira, que comercializa 100 millones de litros de leche al año con las entregas de 300 ganaderos -el resto operan de forma individual-, declaró que las dos cooperativas ven la fusión «interesante e positiva para ambas». Según dijo, lo es tanto por proximidad como porque se complementan. Cusoviame no comercializa leche de forma conjunta y está interesada en Dairylac, el proyecto industrial de Aira. La lucense, por su parte, valora de la de Teixeiro su capacidad de abastecimiento y servicios, que le permitirían incrementar la producción de pienso para dar cobertura a sus socios.

Según López Tellado, Aira finalizará este año con una producción de 170.000 toneladas de pienso fabricado y con una capacidad cerca del límite, pese a los tres turnos que tiene la planta. Cusoviame, por su parte, genera 33.000 toneladas al año en un solo turno.

Alberto Rivera, quien subrayó ayer que son los socios los que tienen la última palabra respecto de la fusión, destacó también que la unión permitirá a las cooperativas «unha maior capacidade de negociación».

Respecto de la creación de una gran cooperativa en Galicia, Rivera reconoció que «é un paso que hai que dar, pero sen présa» y con el objetivo de conseguir «a máxima colaboración entre todos en transformación e venda de leite». En el capítulo de los suministros reconoció que tiene que existir competencia. «O sector está perdendo granxas continuamente e temos que tomar decisións a tempo, antes de que sexa demasiado tarde».

López Tellado también se mostró partidario de un cooperativismo fuerte. «Non hai que poñer prazos -dijo-, hai que traballar ben as cousas para que veñan vindo por si mesmas. O cooperativismo en Galicia a nivel comercialización e industrialización -añadió- está dando pasos importantes, e confiemos en que nun prazo razoable se poida conseguir algo diso».

Una torre de secado de suero para elaborar leches infantiles única en España

Aira cuenta con su propio proyecto industrial, a través de Dairylac, la planta situada en el polígono industrial de Melide, de la que es accionista mayoritario. Dentro de un mes, la factoría pondrá por fin en marcha la ampliación de las instalaciones que ha llevado a cabo para la instalación de una torre de secado para suero. El objetivo: fabricar leche en polvo desmineralizada para la elaboración de leches infantiles.

Según explicó ayer el presidente de Aira, Xosé Manuel López Tellado, será la primera planta que hay en España que fabricará este producto tan específico, que pondrá en el mercados en distintas variedades.

La torre procesará suero procedente de queserías y de otras industrias que generan este subproducto, con las que pretenden llegar a acuerdos y alianzas que permitirían a los ganaderos de Aira suministrarles la leche que producen.

Las obras fueron presupuestadas en su día en 12 millones de euros.

300.000 toneladas

La construcción de la torre de secado forma parte del plan estratégico de la compañía para desarrollar la producción de leche en polvo y de derivados lácteos a partir del suero, con el fin de «incrementar la valorización de la leche». Cuando esté a pleno rendimiento, esta instalación permitirá a la firma procesar más de 300.000 toneladas de leche al año.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Los 3.000 socios de Aira y Cusoviame decidirán en asamblea si se fusionan