El Gobierno da por hecho que el tarifazo eléctrico ha llegado para quedarse

f. fernández REDACCIÓN / LA VOZ

ECONOMÍA

CÉSAR TOIMIL

Iberdrola quita hierro al asunto y dice que la luz ha subido un 45 % menos que el pan

09 oct 2018 . Actualizado a las 19:43 h.

El encarecimiento de los precios de la electricidad ha llegado para quedarse. Esta conclusión ha quedado ya grabada a fuego en las disposiciones generales introductorias del Real decreto ley de medidas urgentes para la transición energética y la protección de los consumidores, aprobado el viernes en el Consejo de Ministros, publicado el sábado en el Boletín Oficial del Estado y que el domingo entró en vigor. Ahí, el Ministerio para la Transición Ecológica reconoce que el actual tarifazo eléctrico, a diferencia de escaladas anteriores, contiene «elementos estructurales», la «situación no es coyuntural».

Es lo que dicen las cotizaciones de los futuros de materias primas, como petróleo, carbón, gas natural y derechos de emisión de dióxido de carbono, que «apuntan a precios elevados y sostenidos para los próximos trimestres». También «la decidida apuesta por la descarbonización de la economía que ha asumido la UE, con España a la cabeza, llevará aparejada necesariamente una señal de precios orientada a la sustitución de las tecnologías energéticas más emisoras», abunda el ministerio.

Materias primas por la nubes

Lo que ocurre con las cotizaciones internacionales de las materias primas impacta de forma directa en el precio de mercado de la electricidad. Y todas ellas están por las nubes. Así, según los datos que incorpora el Gobierno en el real decreto ley, la tonelada de carbón con entrega durante los próximos seis meses costará un 100 % más que en el 2016 (de 53 a 100 euros, pasando por los 85 de los últimos días); la de CO2 se disparará un 300 % (de 5 a 20 euros); el gas se encarecerá casi un 90 % (al pasar de 17 a 32); y el barril de brent, un 80 % (ha pasado de 44 dólares en el 2016 a 80).