Adiós a la venta de contratos de electricidad puerta a puerta

El Gobierno aprueba un real decreto ley que amplía los plazos y los límites de consumo para poder beneficiarse del bono social; además, incluye a las familias monoparentales en el grupo de usuarios con circunstancias especiales y prohíbe cortar el suministro a hogares en los que vivan menores de 16 años. Crea, además, un nuevo bono, el térmico, para pagar gastos de calefacción y prohíbe el puerta a puerta

;
El Gobierno amplía el bono social para luchar contra la pobreza energética Podrán acogerse nuevos beneficiarios y cubrirá agua caliente y calefacción
F.F.

Cambios en el bono social eléctrico, la ayuda del Gobierno a consumidores vulnerables para abaratar su factura de la luz. Decidido a defender a los colectivos más vulnerables, el Ejecutivo ha aprobado este viernes en el Consejo de Ministros un decreto ley en materia energética que suspende solo durante seis meses el impuesto a la generación eléctrica -pasará de un 7% a prácticamente cero- y que incorpora novedades en los requisitos y condiciones del bono, entre ellas, la ampliación del plazo para renovarlo hasta el 31 de diciembre.

Las nuevas medidas incluyen a las familias monoparentales en el grupo de las víctimas de terrorismo, de las víctimas de violencia doméstica y de las personas con discapacidad -así, el umbral de renta máximo para una familia compuesta por un solo progenitor e hijo/s se incrementa en 0,5 veces el IPREM respecto al de las biparentales-. El bono se extiende, además, a personas en situación de dependencia en grados 3 y 2, se amplían los límites de consumo un 15 % y se prohíbe cortar el suministro eléctrico por impago a hogares beneficiarios en los que vivan menores de 16 años, en los que resida al menos una persona con un nivel de discapacidad del 33 % o superior, o alguien en situación de dependencia en los grados anteriormente citados.

Bono para la calefacción

Paralelamente, el Gobierno ha creado un nuevo bono social térmico que correrá a cargo del Estado -no de las compañías- y que se abonará en forma de cheque directo a los beneficiarios. Incluye los combustibles de calefacción (gas natural, gas butano, gasóleo, pellets...), ampliándose así el bono social eléctrico a otras fuentes energéticas. La cantidad no está aún fijada y dependerá, entre otras cosas, de la zona climática de España en la que esté situada la vivienda, de modo que habrá distintas intensidades de ayuda en función de si la ubicación es más fría, cálida o templada.

Tendrán derecho a esta nueva ayuda beneficiarios del bono social.

El plazo se amplía hasta fin de año

El Gobierno ha prorrogado, además, hasta el 31 de diciembre el plazo para renovar el bono social eléctrico a aquellos consumidores que estuvieran acogidos al antiguo, y que finalizaba este próximo lunes.

Aquellos que sean nuevos, que no hayan disfrutado nunca de esta ayuda, pueden pedirla cuando quieran, dándose de alta ante su compañía comercializadora de referencia siempre y cuando cumplan los requisitos sociales y de renta exigidos. 

Cómo solicitar el bono social eléctrico: requisitos, plazos y dudas

María Viñas

Qué supone esta ayuda, quién tiene derecho a pedirla, cuándo y cómo se solicita, sobre qué factura comienza a aplicarse y cuánto dura el descuento

El 9 de octubre habrá desaparecido para siempre el antiguo bono social, una ayuda del Ministerio para la Transición Ecológica (antes de Energía, y antes de Industria) que hasta ahora aliviaba la factura de la luz de todos aquellos que tuviesen contratada una potencia inferior a los 3 kilovatios, de los parados de larga duración, de los pensionistas y de las familias numerosas, sin tener en cuenta sus ingresos. Pero las cosas han cambiado: el nuevo modelo revisará las rentas -excepto las de las familias numerosas, que seguirán siendo beneficiarias ingresen lo que ingresen-. Aquellos que quieran seguir disfrutando del descuento deberán cumplir determinados requisitos. Y, además, solicitarlo expresamente. Resolvemos todas las dudas: 

Seguir leyendo

El Ministerio de Transición Ecológica ha adoptado medidas también de protección de todos los consumidores de energía eléctrica (26 millones de contratos) frente a las compañías. Así,prohíbe a las comercializadoras de electricidad, y también a las de gas natural, realizar acciones de publicidad o contratación de sus productos a través de visitas domiciliarias (el denominado sistema puerta a puerta), salvo que la visita fuera solicitada expresamente por el consumidor. La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia ha puesto de manifiesto en varios de sus informes los engaños que se producen en esas visitas, e incluso instó a las compañías a que desistieran de enviar a sus comerciales a los domicilios.

También obligará a que la factura de la luz sea todavía más transparente. Entre otras medidas, las empresas deberán incluir en el recibo el precio que hubiera pagado el cliente si tuviera contratada una tarifa de discriminación horaria. Además, reducirá los tramos de potencia para facilitar su reajuste a las necesidades del hogar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
14 votos
Tags
Comentarios

Adiós a la venta de contratos de electricidad puerta a puerta