Hacienda anuncia un impuesto del 3 % para plataformas como Uber o Airbnb

La ministra defiende las próximas subidas fiscales porque hay un problema de ingresos


madrid / la voz

La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, defendió ayer en el Senado los cambios fiscales que el Gobierno está preparando para incrementar los ingresos, «que es el problema de este país, y no el gasto», dijo, recordando que la recaudación de España está ocho puntos por debajo de la media de la eurozona. Por ello, además de explicar otra vez las principales subidas impositivas y las nuevas figuras fiscales en las que el Ejecutivo trabaja, anunció que se impondrá un gravamen del 3 % a la llamada economía colaborativa, fundamentalmente en los sectores de transporte y alojamiento. Es decir, que, en línea con lo que propone la Comisión Europea, plataformas de movilidad como Uber y Cabify, o de alojamiento como Airbnb, pagarán más de lo que lo hacen ahora.

Tributar de forma «adecuada»

«La nueva fiscalidad para el siglo XXI se tiene que adaptar a los nuevos modelos de economía globalizada y digital», señaló Montero, asegurando que este «fenómeno ya no tan reciente de la economía colaborativa» tiene que tener un tratamiento impositivo «adecuado». Recordó, así, que plataformas dedicadas a estos servicios generan una actividad económica de miles de millones «que no tributan de forma adecuada porque la fiscalidad actual no reconoce este tipo de actividad, e incluso entran en competencia desleal con los sectores tradicionales».

Precisó que Bruselas estudia, entre otras medidas, que las grandes compañías digitales -por eso la nueva figura se bautizó como tasa Google- tributen donde su negocio alcance un volumen determinado. En concreto, el gravamen se aplicará tanto a las transacciones comerciales como a la venta de datos de sus clientes y la publicidad de las tecnológicas que facturen más de 750 millones de euros a nivel global y más de tres millones en España. Al tratarse de un nuevo impuesto, se tramitará como una proposición de ley, por lo que el Gobierno está recabando el respaldo de otras fuerzas políticas a una medida que ya estaba prevista por el anterior Ejecutivo.

Calma sobre el retoque del IRPF

En su intervención en la Comisión de Hacienda del Senado, la ministra también se refirió al resto de cambios fiscales que incluirá el proyecto de ley de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, que aún está negociando con Unidos Podemos. En respuesta a las interpelaciones de diversos senadores sobre la subida del IRPF, Montero hizo un llamamiento a la calma, insistiendo en que no se tocará para las rentas inferiores a 140.000 euros. «Y creo que no es el caso de ninguno de ustedes, señorías», espetó. Argumentó que el Gobierno apuesta por una política fiscal «progresiva, solidaria y justa, que es esencial para la redistribución de la riqueza», por lo que la redefinición de la fiscalidad «no va a afectar a la clase media y trabajadora».

En lo que respecta a las grandes empresas, los Presupuestos incorporarán un tipo efectivo mínimo en sociedades del 15 % (18 % para banca y petroleras), mientras que pymes y microempresas tendrán una reducción de los tipos: una rebaja de dos puntos en el impuesto, que beneficiaría a las que facturen menos de un millón de euros.

Devolver al fisco el control de las sicav y bajar el IVA a tampones y compresas

En su alegato sobre la necesidad de concienciar a la ciudadanía sobre las bondades de pagar impuestos con los que sostener el Estado del bienestar, Montero hizo hincapié en la lucha contra los defraudadores, que el Gobierno tiene previsto reforzar. «Estamos preparando una ley de prevención y lucha contra el fraude que será más justa, más equitativa y que pondrá luz y taquígrafos a los entramados societarios, cuya complejidad a veces es muy difícil de desentrañar. Porque de nada serviría una fiscalidad justa si no se persigue el incumplimiento de la ley», dijo.

En unas declaraciones radiofónicas previas a su intervención en el Senado, también se pronunció sobre uno de los puntos que negocia con Unidos Podemos para conseguir su apoyo a los Presupuestos: las sicav. A este respecto, Montero indicó que están trabajando para devolverle la supervisión de estos polémicos vehículos de inversión a la Agencia Tributaria para que «no sean opacas al fisco». Ahora, dicho control está en manos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Alivio fiscal en higiene femenina

En las cuentas para el próximo año Hacienda también incluirá la bajada del IVA a los productos de higiene femenina, como compresas y tampones, que pasarán al tipo superreducido del 4 %, en lugar del 10 % actual.

Igualmente, avanzó que la equiparación de los precios de la gasolina y el diésel se compensará con un plan Renove en el 2020.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Hacienda anuncia un impuesto del 3 % para plataformas como Uber o Airbnb