Lorenzo Monserrat: «En genética de cardiología somos los mejores del mundo»

En su equipo de 67 personas hay cardiólogos, biólogos, neurólogos, genetistas, oncólogos e informáticos


redacción / la voz

De 9 a 12 de la mañana pasadas. Lorenzo Monserrat (A Coruña, 10 de octubre de 1966), primer ejecutivo de Health in Code (HiC), no tiene prisa cuando habla de medicina y de su empresa. Va de laboratorio en laboratorio, de sala en sala. Presenta de uno en uno a los 67 colaboradores (cardiólogos, biólogos, neurólogos, genetistas clínicos, inmunólogos, ingenieros informáticos, oncólogos, una arquitecta, además de financieros, administrativos...) y repite varias veces que el conocimiento y la dedicación tienen que ser reconocidos económicamente.

-¿A qué se dedica HiC?

-Es una empresa de medicina y biotecnología, líder en interpretación genética. Identifica problemas de salud que se pueden beneficiar de un diagnóstico genético, para después aplicarlo en la parte clínica a los pacientes. Resuelve problemas y salva vidas. Hay enfermedades de causa genética, y su estudio es fundamental para saber su diagnóstico exacto, el precoz, e incluso el tratamiento. Hay pacientes que no están recibiendo el diagnóstico indicado.

-¿Cómo se comparan los resultados de la prueba genética con la sabiduría médica mundial?

-Disponemos de una base de datos que está muy centrada en la cardiología, la neurología, la inmunología y la oncología. Solo en cardiología disponemos de más de 25.000 artículos científicos de expertos mundiales, datos de unos 155.000 pacientes y de más de 50.000 familias. Este conocimiento lo ponemos a disposición de los médicos especialistas. Ellos no tienen capacidad para leer y recoger toda esta bibliografía.

-Por ejemplo: una familia que ha sufrido la muerte súbita de algunos de sus miembros a lo largo de la historia. Ustedes le hacen un estudio genético, lo comparan con los artículos científicos y sus estudios, y llegan a un resultado.

-Nosotros trabajamos mucho con la muerte súbita. Pero maticemos, puede haber una enfermedad que en un paciente produzca síntomas más leves y en otro la muerte súbita o una insuficiencia cardíaca... En una familia donde hay estas enfermedades nosotros investigamos si la genética tiene posibilidades de llegar al diagnóstico. Hacemos el análisis del caso índice (el más severo). Estudiamos si los genes puedan estar relacionados con la enfermedad. Se intentan identificar alteraciones responsables del problema. Recogemos toda la información sobre esa alteración, qué es lo que sabemos. Elaboramos el informe que le llegará al médico y le ayudará en la toma de decisiones. Por ejemplo, la miocardiopatía hipertrófica...

-Espere, ¿qué es?

-Es una enfermedad del músculo miocardio que se caracteriza por un engrosamiento anormal de sus paredes. Es una de las mayores causas de muerte súbita en jóvenes, en deportistas y también en personas de mayor edad. En esta enfermedad hay miles de variantes genéticas descritas en más de 100 genes que se han relacionado con el problema. Hay un 30 % de pacientes en los que por el momento no somos capaces de diagnosticar la causa de la enfermedad, y eso es motivo para investigar. Pero en el 70 % de los casos podemos saber cuál es la causa específica dentro de las miles posibles. Una vez identificada esa causa, vemos cuál puede ser el riesgo. El reto para el médico que maneja a estos pacientes es hacer el diagnóstico precozmente y también el pronóstico. Los procesos clínicos de estratificación del riesgo (evaluar el pronóstico con pruebas como holter, de imagen y otras) nos dan una aproximación, pero no son perfectos. Esto es así porque la enfermedad tiene muchas causas y pronósticos diferente. Nosotros damos información sobre ello.

-El médico será capaz de...

-Saber el problema al que se está enfrentando. Si es un problema que puede producir una muerte súbita en una persona que no está severamente afectada o si es una manifestación que generalmente tiene una evolución benigna y que es raro que dé una complicación. Nuestro trabajo le ayuda ante la incertidumbre En algunos casos puede tomar la decisión de protegerlos con un desfibrilador. También pensará en la familia.

-¿Cómo nació esta empresa?

-Era responsable de la unidad de cardiopatías familiares del CHUAC. Para mí era imposible leer todos los documentos científicos que existían sobre la materia y tampoco tenía capacidad de hacer los análisis necesarios, y menos con proyectos de investigación... Ese fue el motivo de montar la empresa. [Cuenta que HiC sufrió la crisis, que superó con la entrada del fondo de capital riesgo CRB y de Xesgalicia].

-Han captado talento.

-Sí, hemos tenido esa suerte. Hemos traído a gente que estaba en Alemania, Italia, América del Sur. Esta empresa es de medicina. Los problemas médicos no se resuelven sin los médicos dedicados a resolver el problema.

-¿Cuándo se debe pedir un estudio genético?

-Antes de nada, cuando se piden estudios que no valen para nada se lleva al descrédito de la genética. Le contesto, en el ámbito de la cardiología, por ejemplo, cuando sabemos que la patología tiene una presentación familiar y una causa genética, y cuando tiene un impacto importante.

-¿Genética para todos?

-No tiene sentido. Son estudios que tienen coste, y además todos tenemos variación genética. Hay un riesgo de hacer falsos positivos. La genética no vale para descartar un problema. Cualquier prueba es útil en las personas que tiene una indicación. Si nosotros hacemos una prueba de esfuerzo en una persona sana y vemos una pequeña alteración, lo más probable es que sea un falso positivo.

-Dicen de esta compañía, líder en tecnología, que está en desventaja con otras europeas, que están intentando absorberla.

-Luchamos para no quedarnos rezagados. Pero desde el punto de vista del país no somos capaces de competir en igualdad de condiciones porque en ellos hay apoyo a la inversión. Es más, en Alemania buscamos un socio local porque como empresa española no podemos ofrecer servicios al sistema público alemán. Están restringiendo la libre competencia, igual que en Italia. Una firma alemana puede presentarse en un concurso y ofrecer servicios en un hospital de España (lo gana por precio, no por calidad), pero nosotros no podemos ir a un concurso alemán. En Francia es peor. Tendremos la autorización para vender en EE.?UU.

-¿Y dentro de España?

-También hay políticas proteccionistas. En Cataluña, algunos de nuestros clientes recibieron instrucciones de su Gobierno de que las muestras había que enviarlas a un centro catalán, concertado, que hasta hace poco era privado, y lo prescriben en contra del criterio de los profesionales. [Se siente dolido por estas situaciones]. En genética de cardiología somos los mejores del mundo. Nadie trabaja como nosotros.

-¿Cómo lo saben?

-Lo sé. Pregúnteles a clientes y competidores.

«No pienso en la muerte, no especialmente»

Lorenzo Monserrat se hizo un estudio genético para unas pruebas.

-¿Tiene miedo a lo que vio?

-No, no tengo miedo.

-¿Le dio alguna alteración?

-Sí.

-¿Importante?

-No. Siempre ves alguna alteración que puede ser algo. Por eso no recomiendo hacer el estudio si no está indicado. Yo tengo el criterio para saber que no es nada. Pero si no eres experto o eres hipocondríaco, te genera ansiedad.

-¿Cuál es el caso de alguna familia que más le ha impactado?

-Muchos. Recibimos los casos más severos. Como el resto de los médicos, estás muy curtido y acostumbrado a ver lo peor. Pero con la genética te estás anticipando. Me han impactado casos en los que la genética ha dado una clave y no se tomaron las medidas, porque no se consideró suficiente la evidencia disponible.

-Dice que los médicos está muy curtidos ¿Cómo ve la muerte?

-La muerte está ahí para todo el mundo y no se puede evitar. Lo que sí hay que intentar es tener la mejor calidad de vida posible, y si la muerte llega cuando uno está condiciones favorables y se puede evitar, evitarla. Es un punto de vista personal, pero no me gustaría tener una vida muy larga en condiciones muy malas. Tampoco me gustaría morir de repente cuando puedo tener 30 o 40 años de vida de buena calidad.

-¿Le da miedo la muerte? ¿Hay algo peor?

-No pienso en ello. No especialmente. Hay cosas peores. Por ejemplo, un sufrimiento intenso y muy prolongado. Estar en estado vegetal y que tenga la gente que estar cuidándote cuando tú ya no estás desde el punto de vista de tu conciencia y capacidad de vivir.

DNI DE LA EMPRESA

Quién es

Empresa de medicina y biotecnología, líder en interpretación genética

Facturación

Unos 6 millones de euros

Empleados

67

Domicilio social

A Coruña

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Lorenzo Monserrat: «En genética de cardiología somos los mejores del mundo»