La inestabilidad en Madrid paraliza los presupuestos de la Xunta

Facenda espera a ver qué ocurre con los 190 millones del IVA para poder aprobar su techo de gasto

Valeriano Martínez, conselleiro de Facenda
Valeriano Martínez, conselleiro de Facenda

santiago / la voz

La inestabilidad política de Madrid ha trastocado todo el calendario de elaboración de los presupuestos de la Xunta, y del resto de las comunidades y de ayuntamientos, ante la imposibilidad del Gobierno central de sacar adelante unas cuentas ahora bloqueadas por la pinza que le hacen el PP y Ciudadanos. El Ejecutivo gallego suele llevar el proyecto al Parlamento el 20 de octubre y, a día de hoy, acumula un retraso evidente: no ha aprobado ni ha presentado el techo de gasto, que debía estar en la Cámara gallega el pasado 1 de agosto.

La Consellería de Facenda aclara que a lo largo de estos meses se ha venido trabajando en la elaboración de las cuentas, y también en la cifra del techo, que ya está preparada. El principal problema radica en el IVA. La Xunta ya tiene las entregas a cuenta del próximo año porque el Ejecutivo central las comunicó a finales del pasado mes de julio al conjunto de las comunidades autónomas en el Consejo de Política Fiscal y Financiera. Pero, según denunció el propio Feijoo apenas unos días después, se trataba de una información errónea porque faltaba un mes del IVA. Un problema que incluso ha reconocido la propia ministra de Hacienda -tras reunirse con el presidente gallego el 10 de agosto-, que se comprometió a buscar una solución. A día de hoy, la Xunta desconoce cómo y cuándo se va a hacer una rectificación sobre los ingresos de este impuesto, que suponen unos 190 millones de euros.

El calendario

«Creo que acertamos al no presentar el techo de gasto en el verano porque las entregas a cuenta eran erróneas, tal y como han admitido el propio Gobierno central y la mayoría de las comunidades autónomas», subrayan desde el departamento liderado por Valeriano Martínez. Cuando Galicia alzó la voz con el problema del IVA, hubo reacciones que vieron en el movimiento de Feijoo una maniobra para desgastar al nuevo Gobierno de Pedro Sánchez. Incluso el secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, llegó a calificar la denuncia del presidente de «numerito» y a culpar a Montoro de ser el responsable del desajuste.

Así las cosas, a punto de entrar ya en el mes de octubre, Galicia está todavía pendiente de cuatro trámites. Primero debe aprobar el techo de gasto y después ha de hacerlo el Parlamento gallego. El Ejecutivo tendrá que dar luz verde al proyecto de gasto y llevarlo a la Cámara gallega para su posterior aprobación.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
1 votos
Comentarios

La inestabilidad en Madrid paraliza los presupuestos de la Xunta