El castigo al diésel golpea el bolsillo de más de 650.000 conductores gallegos

Manoli Sío Dopeso
m. sío dopeso VIGO / LA VOZ

ECONOMÍA

Un coche «empotrado» en un museo para que las emisiones sean historia, una acción reivindicativa de Greenpeace, en la fachada del Reina Sofía de Madrid
Un coche «empotrado» en un museo para que las emisiones sean historia, una acción reivindicativa de Greenpeace, en la fachada del Reina Sofía de Madrid PEDRO ARMESTRE | efe

Hacienda cargará 3,8 céntimos por litro a los particulares, pero exime de la subida a autónomos y sector del transporte

21 sep 2018 . Actualizado a las 16:31 h.

Dieciocho millones de vehículos matriculados en España son diésel, un carburante que costará 3,8 céntimos más por litro el año que viene, si los presupuestos que quiere aprobar el PSOE salen adelante en el 2019.

No todos los coches a gasoil sufrirán el castigo fiscal a este combustible. Solo los de uso particular, que, según la DGT, rondan los 13 millones en España. Un 5 % de este parque automovilístico afectado por el nuevo gravamen está matriculado en Galicia. Esta proporción eleva el número de afectados por la subida del diésel a más de 650.000 conductores gallegos. Su esfuerzo económico se traducirá en el pago a Hacienda de 25,7 millones de euros más al año (la media individual es de 39 euros) por conducir un vehículo a gasoil (y llenar su depósito).

El ministerio evita hacer cálculos de recaudación con esta medida impositiva creada con fines medioambientales, pero según estas cifras, en el primer año de su entrada en vigor, el denominado dieselazo superaría los 700 millones de euros en el conjunto del país.

Es solo el principio porque, según reconocen fuentes de Hacienda, la intención es ir incrementando la presión fiscal sobre el combustible diésel hasta equiparar su precio con el de la gasolina (la diferencia actual es de 10 céntimos).

Poco más se atreve añadir el ministerio a lo que ayer avanzó su responsable en una entrevista en RNE. Lo que oficialmente ha denominado tasa al consumo de gasoil de automoción supondrá un sobrecoste de unos 3,3 euros al mes más para cada usuario, según María Jesús Montero.

Los cálculos de Hacienda parten de la teoría de que «no hay un afán recaudatorio, sino disuasorio sobre las conductas que contaminan el medio ambiente». La estimación de la ministra es la siguiente: un tributo de 38 euros por cada 1.000 litros de consumo en un coche diésel, y teniendo en cuenta una media de 15.000 kilómetros al año por cada usuario, da como resultado un coste medio de 3,3 euros para cada caso.

Liberados del impuesto

Hacienda quiere dejar claro que la presión fiscal para impulsar una mayor conciencia medioambiental correrá a cuenta de los conductores particulares. «Quedan exentos trabajadores autónomos que utilicen el vehículo para su actividad laboral y empresas de transporte», aclaró el ministerio, que, preguntado por la forma en que está previsto que los profesionales se desgraven el sobrecoste del diésel, se limitó a afirmar que «es algo que se está trabajando». El Gobierno intenta hacer piña en torno a esta polémica subida fiscal. Es más, a pesar del rechazo manifestado por la automoción en pleno (fabricantes, proveedores y vendedores), la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, que nada más llegar al cargo sentenció que «el diésel tiene los días contados», negó que exista una «discrepancia de fondo». Tras visitar las instalaciones de Renault en Valladolid, aseguró que «Administraciones públicas y compañías automovilísticas van de la mano en la adaptación de este sector a las nuevas exigencias medioambientales».

Nuevo máximo anual del gasoil, que alcanza su precio más alto en cuatro años

El precio de la electricidad está disparado y el de los combustibles no se quiere quedar atrás. El gasoil se ha vuelto a encarecer esta semana hasta los 1,247 euros, y no solo ha marcado un nuevo máximo anual, sino que el importe es el más elevado que se registra desde la semana del 20 de noviembre del 2014. La buena noticia, como contrapartida, es que el litro de gasolina se ha abaratado en la última semana un 0,30 % y se vende a 1,337 euros.