«El grupo está preparado para afrontar los cambios en la demanda del diésel»

Frédérich Puech, director de PSA Vigo y del polo industrial ibérico


/ la voz

El 75 % de la producción de PSA en Vigo son vehículos equipados con motores diésel. Esta proporción está sufriendo variaciones, según reconoció ayer el director de la planta, Frédérich Puech, como consecuencia de las nuevas exigencias de un mercado que está castigando este tipo de motorizaciones.

Con todo, Puech asegura que la planta gallega está preparada para reprogramarse las veces que haga falta.

«El porcentaje de producción de PSA de vehículos diésel o gasolina depende de los propios clientes, pero, en todo caso, el grupo PSA está preparado para tener la respuesta y capacidad para atender la demanda que haya en cada momento», aseguró.

Como ejemplo puso la rápida respuesta que ha tenido el grupo para adecuar sus coches a la normativa de emisiones que entró en vigor el pasado 1 de septiembre. «El grupo y sus cinco marcas tienen toda su gama adaptada a dicha normativa porque hemos hecho la transformación con tiempo suficiente, y todos los motores que están en el mercado ya en estos momentos son Euro 6.2», manifestó el alto ejecutivo francés.

PSA mantiene un elevado nivel de inversión en la factoría gallega. Según los números aportados por el director de la planta, la cifra superó los 62 millones de euros el año pasado y es equiparable a la del año en curso.

Puech explicó que desde el año 2016, y dentro del plan Push to Pass (empujar para avanzar) ideado por el presidente del grupo, Carlos Tavares, el centro de Vigo trabaja en la búsqueda de la máxima eficiencia y la competitividad, algo que se traduce en unos costes de producción sin rival en Europa.

«Así, nos hemos convertido en una de las primeras plantas del grupo y eso nos ha permitido asumir proyectos como los vehículos comerciales y polivalentes K9, (Peugeot Rifter y Partner, Citroën Berlingo y Opel Combo), lo que ha conllevado la puesta en marcha un cuarto turno de trabajo de 900 personas; y un tercer equipo, con 225, en Mangualde (Portugal).

En la actualidad se producen los Citroën C4 Spacetourer, Citroën Grand C4 Spacetourer, Citroën Berlingo y Citroën C-Elysee, Peugeot 301, Peugeot Partner y Opel Combo.

Automatización imparable

«Ahora el desafío de Vigo es la implantación de la fábrica 4.0, basada en la inteligencia artificial, el Internet de las cosas, la realidad aumentada, la explotación de los macrodatos y una comunicación eficaz y en tiempo real», explicó el director.

PSA Vigo tiene en estos momentos en plantilla 6.300 trabajadores. La cifra se irá incrementando a medida que vaya subiendo la cadencia de los nuevos modelos. Pero, paralelamente, la planta está inmersa en un constante proceso de robotización, constatable ayer en la visita realizada por los medios de comunicación a las líneas de montaje.

Basta un ejemplo para comprender las dimensiones de la revolución tecnológica de PSA Vigo. Solo en la sección de ferraje están operativos 1.300 robots, y su nivel de automatización alcanza el 97 %.

«Todos nuestros modelos están adaptados a la normativa en vigor desde el día 1»

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

«El grupo está preparado para afrontar los cambios en la demanda del diésel»