La CNMC obliga a las eléctricas a diferenciar bien la marca de sus filiales

josé maría camarero MADRID / COLPISA

ECONOMÍA

15 sep 2018 . Actualizado a las 05:00 h.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) va a obligar a las principales compañías eléctricas a que modifiquen su imagen de marca para que los usuarios puedan identificarlas con claridad. El organismo presidido por José María Marín Quemada les ha dado un plazo de seis meses para que lo modifiquen y cumplan con una decisión que es jurídicamente vinculante. La medida va dirigida a los conglomerados energéticos (de gas y electricidad) con más de 100.000 clientes y a las empresas que actúan como comercializadores de referencia, esto es, las que proveen la tarifa regulada. Esto incluye a las cinco grandes: Iberdrola, Endesa, Naturgy, Viesgo y EDP.

Contra la confusión

La CNMC sostiene que «el objetivo es evitar a los consumidores la confusión» y que sepan exactamente si se trata de una comercializadora de mercado regulado o libre la que les está prestando el servicio, o si es la filial de distribución. De hecho, ocho de cada diez hogares no saben qué tipo de contrato tienen, según datos del propio regulador.

Las compañías tendrán que realizar cambios en la información, presentación de marca e imagen respecto a la filial del mismo grupo empresarial. Así, los consumidores podrán identificar correctamente en sus facturas qué comercializadora les ofrece el servicio y saber si están en el mercado libre o regulado, como exige la normativa europea.