Coche en propiedad o «renting», ¿cuál te conviene más?

El alquiler de vehículos para particulares es una tendencia al alza. Tiene algunas ventajas como la inclusión del seguro y reparaciones dentro de los pagos mensuales. Analizamos cada uno de los gastos que requiere poseer un automóvil para saber cuál de las dos opciones resulta más rentable

El sector del automóvil está evolucionando. A la tradicional compra venta de coches para particulares se están sumando poco a poco nuevas propuestas en un mercado cuyo futuro parece dibujarse plagado de cambios y nuevas tendencias de consumo. El renting empieza a ganar adeptos y a conquistar los bolsillos de aquellos que buscan alternativas a la tradicional compra de coches: «Hace unos años solo se lo planteaban aquellos conductores que iban a tener un kilometraje mayor de lo normal. Pero hoy en día las cosas han cambiado, nos hemos adaptado mucho y el producto se ha flexibilizado. Ahora, los clientes nos dicen qué presupuesto tienen y qué necesitan y desde las empresas de renting intentamos buscar la opción que mejor se adapte a ellos», explica María Martínez, directora de MasQRenting. El catálogo incluye opciones para todos los bolsillos. Desde 169 euros al mes que costaría ponerse al volante de un pequeño Fiat 500 Pop hasta los 870 de un Ford Mustang. Y por el medio existen muchas más posibilidades: «Ahora mismo tenemos, por ejemplo, un BMW serie 1 por 285 euros al mes que, comprándolo en un concesionario de la manera tradicional saldría por unos 30.000 euros». Este alquiler de vehículos a largo plazo incluye las revisiones, el pago o tramitación de impuestos y el coste del seguros (que suelen ser pólizas a todo riesgo sin franquicia). «En el caso de siniestro o robo del coche, el contrato quedaría cancelado automáticamente para el cliente y se compraría un nuevo coche. Mientras tanto, si el cliente tiene incluido un vehículo de sustitución en la cuota no se le cobraría, y si el cliente no lo tiene se le ofrecen tarifas especiales para contratar uno», explica María Martínez.

El tirón de esta modalidad se refleja en las matriculaciones. Hace unos años solo el 12 % de las nuevas matrículas se realizaban para vehículos dedicados al renting. Hoy en día concentran el 18 %. Entidades bancarias y fabricantes de vehículos han sacado sus propios servicios de alquiler tras observar el gran nicho de mercado que existe todavía por explotar. Los concesionarios también han puesto gran parte de sus esfuerzos en competir en este mercado. De hecho, ellos pueden ser los grandes beneficiados. Porque los coches bajo contratos de renting suelen pasar sus revisiones anuales en los talleres oficiales, una realidad que podría asestar un importante golpe a los talleres más pequeños.

Los que ya se han cambiado y optan por esta forma de consumo alegan la tranquilidad de saber que cada mes vas a pagar lo mismo como una de las principales bazas del renting. Porque la compra de un coche no implica un único desembolso en el momento de adquisición. Desde el momento en el que recibimos las llaves hasta que nos deshacemos de él se inicia una larga secuencia de gastos; un goteo continuo en el que el precio de compra es solo el principio. ¿Cuánto cuesta realmente tener un coche en propiedad?

Precio medio de un coche nuevo

1.424,91 euros al año

Según los datos publicados por la Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones, la edad media del parque de vehículos en España es de casi 12 años, una cifra que ejerce como buen indicador de la vida media de un vehículo en estos momentos. Con este dato sobre la mesa, podremos hacer un cálculo aproximado de cuánto hay que estirar la cartera año tras año para mantener un utilitario en propiedad aparcado en el garaje de casa.

Es complicado establecer el precio de un coche nuevo. El amplio catálogo que existe en el mercado y las posibilidades que se abren con opciones como la financiación en el propio concesionario o la exención de los impuestos de matriculación complican poner números a la compra de un vehículo nuevo. Sin embargo, estadísticas como la que cada año publica la Agencia Tributaria ayudan a hacerse una idea de cuánto solemos desembolsar los españoles cuando cruzamos las puertas del concesionario. El precio medio de los vehículos matriculados en el 2017, según las cifras que manejan desde este ente administrativo, se situó en unos 17.091 euros en Galicia y 17.099 euros en España (un coste en el que se incluye el impuesto de matriculación, a pesar de que muchos de ellos estén exentos de abonarlo).

Si dividimos este montante entre los 12 años establecidos como vida media de los coches en España obtenemos una cifra de 1.424,91 euros anuales.

El seguro 

649,93 euros de media al año

Las primas de los seguros varían. Y mucho. Dependiendo de las coberturas que necesite el usuario o del tipo de coche. Pero también entran en juego otras variables mucho menos controlables como el sexo, la edad o los años de experiencia del conductor. 

Como cifra media se puede tomar la que cada mes publica el portal Kelisto. Según los datos de sus análisis, durante el mes de junio, el último del que se tiene constancia, el precio medio del seguro de coche se situó en 649,99 euros. La tarifa sube, y de forma sustancial, cuando el usuario opta por un todo riesgo. Este tipo de seguros registraron una prima media de 1.628,51 euros. Al otro lado se sitúan los seguros a terceros, cuyo coste medio ascendió hasta los 330,5 euros de media. Entre ambas opciones, con una prima media de 401,83 euros, se colocan los seguros a terceros ampliados (la modalidad más contratada por los conductores españoles).

Mantenimiento del vehículo

200 euros al año

El mantenimiento de nuestro coche es una de las partidas de las que resulta imposible escapar. Y cuando entramos por la puerta del taller es difícil aventurarse a establecer la cantidad que tendremos que desembolsar por los arreglos imprescindibles para seguir circulando. «Cada coche es un mundo y los arreglos y el mantenimiento varían mucho dependiendo de múltiples factores. Sin embargo, podemos establecer en unos 200 euros de media el coste anual de mantener el vehículo, en el que se incluiría el típico cambio de aceite y filtros», explican desde el Taller Martínez de Arteixo.

Impuestos e ITV

57,70 euros en gravámenes

Una vez más la cantidad a pagar en concepto de impuestos varía mucho en función de diversos factores como el lugar de residencia o la cilindrada del vehículo que tengamos. Pero, centrando el análisis en los coches de entre 8 y 11,99 caballos fiscales (la gran mayoría de los que podemos encontrar en la carretera), el impuesto de circulación medio en Galicia es de 57,70 euros, tomando como referencia las siete principales ciudades de la comunidad (Pontevedra con 55,85 euros, Santiago con 57,50, Ferrol con 58, Vigo con 63,10, A Coruña con 60,80, Ourense con 49,35 y Lugo con 59,32).

40 euros cada dos años

A los impuestos de circulación hay que añadir otro concepto del que resulta difícil de escapar. La Inspección Técnica de Vehículos (ITV) es de obligatorio cumplimiento para los coches que cumplen cuatro, seis, ocho, diez y once años. 

En Galicia el coste de esta revisión es de 38,95 euros en los de gasolina y 46,55 en el caso de los diesel.

Combustible

Entre 1.400 y 900 euros

Esta es una de las partidas que no entrarían dentro del precio de un renting. Una vez adquirido un coche a través de este método el paso por la gasolinera corre a cuenta del consumidor. Y, una vez más, la inversión varía. Mucho. 

Pero para poder hacer un cálculo aproximado, se puede partir de un kilometraje anual de 15.000 kilómetros de media realizados por un coche diesel que gaste teóricamente unos 5,0 litros por cada 100 kilómetros y un gasolina con un consumo de unos 7,0 l/100 km.

Según los datos publicados por el Ministerio para la Transición Ecológica, el precio medio en lo que va de este año de la gasolina en Galicia fue de 1,308 euros por litro, mientras que en el conjunto de España se situó en 1,285. El del gasoil, de 1,229, y de 1,189 respectivamente. Con estos datos y tomando como muestra el consumo medio y el kilometraje anterior podemos calcular un desembolso anual de gasolina de 1.373,4 euros al año en Galicia y de 1.349 euros en el conjunto de España. 

En el caso del gasoil, la cifra desciende hasta los 921,53 en Galicia y hasta los 891,75 en el conjunto de España. 

Aparcamiento y peajes

500 euros al año

El coche implica estirar la cartera casi a diario. Incluso si no lo estamos moviendo. Un estudio realizado por Fintonic demostró que, de media, nos gastamos 497 euros anuales en concepto de párking y peajes, otra partida que tampoco viene incluida en el contrato de alquiler a largo plazo y que habría que sumar a nuestro presupuesto si nos estamos planteando conducir un coche bajo el método del renting.

Votación
51 votos
Comentarios

Coche en propiedad o «renting», ¿cuál te conviene más?