La leche gallega valdría 50 millones de euros más si se pagase igual que la del conjunto de Europa

El desarrollo del tejido cooperativo y la orientación de la industria transformadora aparecen como uno de los factores más determinantes de esta diferencia de precios


redacción / la voz

Con una producción anual próxima a los 2,7 millones de toneladas -el 40 % de la leche española-, Galicia se sitúa entre las diez principales regiones lácteas europeas. Una posición de aparente dominio que, sin embargo, no tiene su reflejo en las cotizaciones que reciben los ganaderos.

De hecho, la comunidad es de las que registra los precios en origen más bajos de todo el continente con diferenciales que, en momentos puntuales, llegan a superar los seis céntimos por litro, el 20 % del importe que abona la industria a las granjas. Esta desigualdad supone, en términos económicos dejar de ingresar, como mínimo, más de 50 millones de euros cada año, una cantidad muy importante para un sector al que, desde la desaparición de las cuotas lácteas en marzo del 2015, le cuesta recuperar la senda de la rentabilidad.

Las cifras relativas al mercado lácteo durante el mes de julio, último del que existen datos oficiales, confirman una realidad que se viene repitiendo de forma invariada durante el último trienio. Así, mientras la leche gallega en origen se pagó a un precio medio de 30,3 céntimos por litro -en el conjunto del país fue de 31,2 céntimos y en comunidades vecinas como Asturias o Castilla y León de 33,6 y 31,5 céntimos, respectivamente-, en el global de Europa se situó en 32,92 céntimos.

Los datos del Fondo Español de Garantía Agraria (Fega) y del Observatorio del Mercado Lácteo de la Comisión Europea no solo constatan estas diferencias, sino que confirman una evolución claramente opuesta de las cotizaciones durante el último mes. Así, mientras en Galicia el precio se redujo en 1 céntimo por litro con respecto a la mensualidad anterior, en el resto del continente aumentó en 1,6. Las estadísticas europeas confirman la paradoja de que en países claramente excedentarios como Francia suben los precios que recibe el ganadero, mientras que en España, donde se consume un tercio más de lo que se produce, las cotizaciones bajan. Todo ello en un contexto en el que la producción no deja de crecer -un 4 % interanual en Galicia, un 2,7 % en el conjunto del estado y un 1,9 % en el global europeo- pese a la evolución negativa que registra el consumo en los hogares.

Más cooperativas

Aunque son varias las razones que justifican, según los expertos, las importantes diferencias de precios que se registran entre la leche gallega y la del conjunto de Europa, el desarrollo del tejido cooperativo y la orientación de la industria transformadora aparecen como uno de los de los factores más determinantes. Tanto es así que los mejores precios en origen se registran en aquellas regiones donde existe una mayor implantación de cooperativas lácteas, como es el caso de Friesland Campina en Holanda o Sodiaal en Francia. Todas actúan en las diferentes fases de la cadena láctea, concentran una importante cantidad de leche y la transforman en productos de alto valor añadido.

Este último aspecto es el que justifica, por ejemplo, que países como Italia se encuentren entre los que registran las mejores cotizaciones de la materia prima en origen. La mayor parte de la producción de los ganaderos transalpinos se destina a la fabricación de quesos y a otros derivados muy apreciados en los mercados. Todo lo contrario sucede en Galicia, donde la industria láctea apenas ha reorientado su actividad en los últimos años, y se centró, de forma mayoritaria, en el envasado de leche en brik, y donde las cooperativas registran un peso minoritario. De hecho, Clun -nacida de la unión de Feiraco, Melisanto y Os Irmandiños- apenas recoge un 6 % de la materia prima producida en la comunidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

La leche gallega valdría 50 millones de euros más si se pagase igual que la del conjunto de Europa