El número 11 de Corso Vittorio Emanuele de Milán, el antiguo edificio que albergó el legendario cine Astra, se presentó este miércoles como la última flagship de Inditex, a la que Pablo Isla, presidente de la multinacional, ha definido como «una tienda única», y «una referencia en el modelo de integración de establecimientos físicos y online».

Mide 3.500 metros cuadrados y acoge a las cuatro secciones de señora, niño y una nueva dedicada a la compra y recogida de pedidos por Internet. En un espacio contiguo de 800 metros cuadrados se localiza el área de caballero, escenario en el que este martes Isla, con un mensaje claro a los mercados, anunció que en el 2020 la compañía estará preparada para atender cualquier pedido que se haga desde cualquier parte del mundo. Lo hará con tecnología y con un proceso de reorganización del trabajo, que ya está presente en la tienda emblemática de Milán. Dispone de un punto automatizado con capacidad para gestionar 900 paquetes, en el que los clientes pueden recoger sus pedidos realizados a través de la web. También cuenta con espejos interactivos equipados con el sistema RFID, capaz de identificar prendas que interesen a los clientes, y precisar dónde están y cuántas quedan en stock.

Más de 1.000 invitados en la fiesta de inauguración de la nueva tienda de Zara en Milán Según Pablo Isla, «una tienda única» y «una referencia en el modelo de integración de establecimientos físicos y online»

La tienda, dotada con una plantilla de más de cien personas, será la encargada de preparar los pedidos online que le sean asignados. Ninguno será más allá de las fronteras de Italia, y todas estas ventas serán imputadas al establecimiento. Con esta fórmula, la multinacional ha dado una vuelta a su gestión de stocks, intentando que sean los mínimos y logrando que también sea mínimo el número de prendas que llegan a rebajas.

Para celebrar la reapertura de la tienda, Inditex ha celebrado una fiesta a la que han acudido unas 1.200 personas, entre ellas Marta Ortega, hija del fundador de la compañía textil. 

Inditex venderá «on-line» en todo el planeta en menos de 27 meses

Sofía Vázquez
Zara se reposiciona en Milán Muestra al mundo una parte de la nueva tienda que abrirá al público mañana

Los clientes de cualquier país del mundo tendrán disponibles los productos de las ocho cadenas de la textil

Inditex desembarcó en Italia el 25 de marzo del 2002. Lo hizo en Milán, en el antiguo cine Astra, en Corso Vittorio Emanuele, la principal vía comercial de la ciudad. Su llegada no fue fácil por el proteccionismo que se vivía en aquel momento un país que, sin embargo, estaba hambriento de nuevos formatos de moda.

Ayer, dieciséis años más tarde, Pablo Isla, presidente de la multinacional textil, eligió aquella primera tienda de Italia -país que representa la tercera economía de la eurozona- para convocar a la prensa internacional y nacional y anunciar que Inditex estará en disposición en el 2020 de vender a través de la tienda on-line a los consumidores de todo el planeta.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
15 votos
Comentarios

Zara «Cinema» reaparece en Milán con su nuevo modelo de compañía integral